NFL

NFL y Asociación de Jugadores discutirán el tope salarial

Cuando parecía que la próxima temporada iniciaría sin contratiempos, las ganancias de 2020 podrían aplazar el kickoff o incluso cancelar el calendario.

Estados Unidos
0
Roger Goodell en conferencia de prensa
Bob Levey Getty Images

La MLB y su Asociación de Jugadores se encuentran en una disputa para arrancar la temporada 2020 por diferencias económicas. Y la NFL podría encontrarse en una situación similar si no llegan a un acuerdo con el sindicato de la liga.

Este martes se reportó que la NFL y la Asociación de Jugadores (NFLPA, por sus siglas en inglés) se sentarán a negociar en los próximos días para determinar el tope salarial de las próximas campañas.

Estas pláticas son consecuencia de la crisis sanitaria por el coronavirus. El límite de gasto de los equipos de la liga se determina con base en las ganancias que genera la NFL en la campaña anterior. En caso de que la asistencia a los partidos se vea reducida o los encuentros se celebren sin aficionados, los ingresos de la organización disminuirán y los clubes tendrían menos dinero para gastar en la agencia libre.

Según el reporte si el peor caso previsto se hace una realidad (no fanáticos en los estadios) se espera que los equipos tengan pérdidas de entre 40 y 80 millones de dólares; por su parte, la liga perdería un estimado de entre cuatro y cinco billones.

Un acuerdo podría llegar para julio, cuando los minicampamentos inicien y con una posible pretemporada a la vuelta de la esquina. Si las partes no logran establecer un nuevo tope salarial para septiembre, la campaña podría tambalear.

Para 2020 el tope salarial fue fijado en 198.2 millones de dólares. Desde 2013 este monto ha crecido a un ritmo de 10 millones USD por temporada.

La posible solución

Para 2022 la NFL renegociará los contratos de transmisiones deportivas y de acuerdo con el reporte, una posibilidad que se analiza en la liga es tomar prestado dinero de los nuevos acuerdos televisivos para poder subsanar el tope salarial y no afectarlo en la campaña 2021. Este movimiento significaría que el límite de gasto dejaría de crecer al ritmo que lo ha hecho por ocho años consecutivos a partir de la temporada del próximo año.