GEORGE FLOYD

La policía de Miami y Nueva York se arrodilla por Floyd

Las manifestaciones en Florida han acabado en disturbios pero no así en Coral Gables, en el condado de Miami-Dade, donde la policía se solidarizó con la causa.

Coral Gables, en el Estado de Florida, se ha llevado los focos durante unas horas respecto a su modo de actuar con las protestas por la muerte de George Floyd, un hombre de 46 años que fue presuntamente asfixiado por el policía Derek Chauvin con la colaboración de otros agentes.

En Florida, como en muchos puntos de Estados Unidos, se han desatado las marchas y protestas pidiendo justicia para el malogrado Floyd y, en general, contra el racismo en la sociedad norteamericana.

En Miami, capital del estado, acabó en disturbios y con más de 50 arrestos pero en Coral Gables, ciudad del Condado de Miami-Dade, la policía se arrodilló en señal de respeto y colaboración al paso de los manifestantes. Los asistentes hicieron lo mismo ante las fuerzas de seguridad dejando un gesto que ha impactado tanto en Estados Unidos como a nivel global. 

Según Univisión, el jefe de policía entiende que hay que abrir un dialogo social en busca de soluciones y habló con varios de los integrantes de la marcha de cara a programar reuniones para atender sus demandas sobre el comportamiento de la policía.

También en Nueva York

Más al norte de la Costa Este de EE. UU, varios agentes del departamento de policía de Nueva York imitaron a sus compañeros de Miami y se arrodillaron junto al resto de manifestantes, sorprendiendo a un buen número de ellos. 

Esto sucedió en el barrio de Queens y fue grabado por Aleeia Abraham, que cuenta como fue el momento para CNN. "No lo esperaba. Es genial, es un buen detalle pero buscamos algo concreto. Cuando no nos pisen y nos disparen. Ese es el momento que busco. Es un buen inicio pero no es suficiente", asegura la activista.

Según CNN, la comisaría 103 del Departamento de Policía de Nueva York sabía que la marcha pasaría por allí y salieron. Fue un pastor el que les invitó a arrodillarse y compartir ese momento con los manifestantes. Esta cadena asegura que no todos los policías presentes lo hicieron.