Más deporte

Texas permite aficionados en sus estadios con asistencia limitada

El gobernador Greg Abbott aprobó la apertura de ciertos recintos deportivos siempre y cuando se limite el acceso de seguidores de los equipos.

Greg Abbott en evento de NASCAR
RONALD MARTINEZ AFP

Las estadísticas del Centro para el Control de Enfermedades parecen indicar que la propagación del coronavirus disminuye. Ante esto, los gobiernos ya comienzan a pensar en medidas para regresar a la normalidad, incluido el deporte.

Y una de las entidades más avanzadas en la materia es Texas. Este jueves el gobernador Greg Abbott aprobó que los aficionados asistan a los estadios cuando las ligas deportivas reanuden en la mayoría de los condados del estado ─Deaf Smith, El Paso, Moore, Potter y Randall son las excepciones. Dicha ordenanza entrará en vigor partir del viernes 29 de mayo.

No obstante, el mandatario implementó un par de medidas cautelares. En primera instancia, solo se permitirá la asistencia a recintos abiertos. Además, dichos estadios solo operarán al 25% de su capacidad total.

Por el momento, la medida debe ser aprobada por el Departamento Estatal de Servicios de la Salud de Texas, quienes tendrán la autoridad para ordenar la apertura de los inmuebles.

Originalmente, Abbott permitió que el 31 de mayo las organizaciones deportivas en el estado comenzarán con sus actividades sin aficionados presentes.

¿Quiénes salieron beneficiados?

Con la medida de Abbott equipos de NFL (Texans y Cowboys), MLS (Dynamo y FC Dallas), MLB (Astros y Rangers) y NSWL (Dash) podrán tener fanes en las gradas. Los que resultaron afectados fueron los Mavericks, Rockets y Spurs de la NBA y los Stars de la NHL.