CORONAVIRUS EN USA

Coronavirus en California: Medidas y restricciones de la reapertura de iglesias

Estos son las medidas establecidas por el Gobierno de California para que las iglesias puedan comenzar con la reapertura tras dos meses de cierre.

Coronavirus en California: Medidas y restricciones de la reapertura de iglesias
ALKIS KONSTANTINIDIS REUTERS

Pese a que el brote de coronavirus continúa latente en Estados Unidos, poco a poco, los 50 estados de la Unión Americana comienzan a dar grandes pasos hacia la reapertura, tal es el caso de California, estado que ha aprobado la reapertura de iglesias, después de que estas permanecieron más de dos meses cerradas.

Cabe mencionar que California terminó por ceder a las presiones de los sacerdotes y del mismo Presidente de la nación, Donald Trump, quien declaró en diversas ocasiones que las iglesias deberían de ser consideradas como esenciales, para así, acelerar su reapertura. “Algunos gobernadores han considerado licorerías y clínicas de aborto como esenciales y no está bien. Así que estoy corrigiendo esta injusticia y llamo a las casas de culto esenciales”, señaló Donald Trump durante una conferencia de prensa.

Ante tales declaraciones, Gavin Newsom, Gobernador de California, no tuvo más remedio que aprobar la reapertura de las iglesias, sin embargo, éstas tendrán que seguir una serie de medidas y restricciones necesarias para evitar contagios en el estado.

Medidas y Restricciones para la reapertura de iglesias en California

Para que las iglesias y demás centros de culto en California puedan comenzar con la reapertura, se deberán de seguir las siguientes medidas y restricciones:

  • Líderes religiosos tendrán que "consideren fuertemente" la interrupción del canto y la recitación grupal donde se incrementa la transmisión del virus a través de las gotas exhaladas.
  • No se deberán compartir libros de oraciones, alfombras de oración y libros de himnos. Se sugiere el uso individual o copias digitales como alternativas.
  • Descontinuar comidas compartidas y se sugiere modificar la comunión, ofreciéndose en la mano y no en la lengua.
  • La asistencia debe ser del 25% de la capacidad del edificio o un máximo de 100 asistentes, lo que sea menor.
  • Asientos deben adaptarse para mantener una distancia física de seis pies entre los asistentes

Una vez que se dieron a conocer las medidas de seguridad, no hicieron falta todos aquellos líderes religiosos que se proclamaron en contra, pues hay recintos en donde las misas solían ser orquestadas hasta para seis mil personas, por lo que no consideran correcto que ahora sólo 100 personas puedan “recibir la palabra del Señor”, sin embargo, la decisión ya ha sido tomada por el gobierno californiano.