Coronavirus

Ayudas para pequeña empresa: cómo saber si soy beneficiario

Las pequeñas empresas han sido las más afectadas por la pandemia de coronavirus y la Unión Americana lanzó un programa para apoyarlas, estos son los requisitos.

Ayudas para pequeña empresa: cómo saber si soy beneficiario
Ethan Miller AFP

La pandemia de coronavirus ha arrasado con la economía a nivel mundial y las pequeñas empresas han sido las más afectadas por la crisis sanitaria, motivo por el que el gobierno de los Estados Unidos, aprobó un paquete de estímulo económico, que apoyará a los pequeños empresarios y a las personas que trabajan en este tipo de negocios.

El Senado de los Estados Unidos aprobó la semana anterior un paquete de $480 mil millones de dólares extra al que ya había sido asignado en marzo pasado, que servirá para dar ayuda adicional a las pequeñas empresas que han sido fuertemente golpeadas por la pandemia de coronavirus.

¿Cuáles son las empresas beneficiadas?

Las empresas que podrán ser beneficiarias son aquellas que cuentan con menos de 500 trabajadores y las solicitudes para acceder al beneficio ya han comenzado y tienen como plazo hasta el próximo 30 de junio.

El beneficio busca apoyar a las empresas para que estas no tengan que despedir a sus empleados y el desempleo siga a la alza en los Estados Unidos, sin embargo, en caso que alguna empresa ya haya dado de baja a algunos empleados, el estímulo estará vigente de igual forma, aunque deberán demostrar que no hicieron ningún despido antes del 15 de febrero.

Requisitos para acceder al beneficio

Los duelos de las empresas que deseen recibir el estímulo económico durante la pandemia de coronavirus, deberán llenar el siguiente formato y presentar los costos de nómina mensuales promedio del año anterior. En caso que el negocio haya abierto en este 2020, se deberán comprobar los costos del presente año.

Las condiciones

Los beneficiados por la ayuda a pequeñas empresas, deberán comprobar que gastan al menos 75% del estímulo en gastos de nómina, mientras que el 25% restante podrá ser ocupado en servicios o hipoteca. Cabe aclarar que el dinero debe ser gastado en su totalidad en un máximo de dos meses y que en caso que este dinero se utilizado en otros fines, podría haber una consecuencia penal.