Coronavirus en USA

¿Cómo ha cambiado la versión de la agencia de inteligencia sobre el origen del virus?

Estados Unidos sigue investigando más acerca del origen del coronavirus. Así han cambiado las versiones conforme las investigaciones que van haciendo.

¿Cómo ha cambiado la versión de la agencia de inteligencia sobre el origen del virus?
POOL REUTERS

La pandemia del coronavirus tiene a Estados Unidos como el país con más número de personas infectadas por COVID-19. Debido a ello, el país norteamericano tiene al Departamento de Inteligencia investigando más acerca del origen del coronavirus.

A pesar de que al principio, la teoría más aceptada se trataba de que pudo haber salido de un murciélago y es un virus natural y no creado por los seres humanos, este domingo ha cambiado la perspectiva en el país norteamericano. Mike Pompeo, secretario de Estado, señaló que tienen pruebas de que fue creado en China.

"Hay una enorme cantidad de pruebas de que ahí (Wuhan) fue dónde se originó" señaló Pompeo durante una entrevista este domingo. Sin embargo, no se atrevió a garantizar que el virus fue liberado de manera intencional.

Inteligencia concluye que China destruyó pruebas

A pesar de que la Organización Mundial de Salud sigue aplaudiendo a China por su reacción ante la pandemia del coronavirus, Estados Unidos sigue sin creerse el cuento chino, y sentenció que el país asiático destruyó pruebas para asegurarse de que el mundo no se enterara a tiempo.

El Departamento de Inteligencia sigue investigando el origen del virus, aunque señalaron que la conclusión es que no fue hecho por humanos, pero siguen checando si fue por algunos animales infectados o un accidente en el laboratorio de Wuhan.

De acuerdo con el documento de investigación, se encontraron pruebas de que el virus se originó en el Instituto de Virología de Wuhan, cerca del mercado húmedo del que China dice que proviene. Sin embargo, la acusación más seria de USA al país del Medio Oriente, señala que ellos ya sabían que podía propagarse a humanos desde diciembre. 

Inteligencia también señaló que en la misma investigación tienen pruebas de que la Comisión Nacional de Salud, ordenó en los primeros días de enero que se destruyeran las muestras de virus y emitió una orden de no publicación del virus.