CORONAVIRUS EN USA

Las Vegas, la gran perjudicada de la crisis laboral por el coronavirus en Estados Unidos

Las Vegas se ha convertido en una de las ciudades más perjudicadas en todo USA debido a la crisis laboral provocada por el brote de coronavirus.

Estados Unidos
0
Las Vegas, la gran perjudicada de la crisis laboral por el coronavirus en Estados Unidos
DAVID BECKER AFP

Con casi veinte de millones de personas desempleadas en todo Estados Unidos debido a la crisis provocada por el brote de coronavirus a nivel mundial, Las Vegas ha resultado ser una de las ciudades más afectadas durante esta crisis laboral.

Hace unos cuantos meses la economía de la ciudad de las luces veía una gran alza gracias al turismo y los casinos, sin embargo, el día de hoy el panorama es completamente distinto y millones de personas, incluyendo meseras, bartenders, trabajadores de casinos y limpiadores de cuartos de hotel, solo por mencionar algunos, se han quedado sin el sustento para mantener a sus familias.

Alrededor de 350,000 personas en todo Nevada han firmado para ser beneficiarios de los subsidios por desempleo, siendo esta la cifra más alta de desempleo reportada en la historia del estado y lo peor aún está por venir, pues expertos estiman que la ciudad del pecado presente una tasa de desempleo del 25% es decir, casi el doble de lo que se presentó en la Gran Recesión.

Los bancos de comida no son suficientes

Debido al desempleo, miles de personas han tenido que optar por recibir la ayuda de los distintos bancos de comida alrededor de todo el país, sin embargo, en Nevada la situación es difícil, pues los pocos bancos de comida que hay, se encuentran abarrotados desde las cuatro de la mañana con una fila interminable de personas que buscan un poco de despensa para subsistir mientras la crisis cesa.

Y aunque el Gobierno ha puesto en marcha planes de ayuda económica para apoyar a todas estas personas, lo cierto es que el número de desempleados es exponencial y el Departamento de Trabajo de Estados Unidos no se da a basto el número de solicitudes recibidas, pues, tan sólo en Nevada, los ciudadanos han reportado esperas telefónicas de más de nueve horas para poder hablar con un asesor.