Coronavirus

Nadie podrá acercarse a Trump o a Pence sin realizarse prueba de COVID-19

La Casa Blanca señaló que nadie podrá acercarse al presidente Donald Trump o al vicepresidente Mike Pence sin reliazarse una prueba rápida de COVID-19.

Nadie podrá acercarse a Trump o a Pence sin realizarse prueba de COVID-19

Ante el creciente aumento en el número de contagios de COVID-19 en USA (274, 178), este viernes 3 de abril, la Casa Blanca dio a conocer que ninguna persona podrá acercarse al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o al vicepresidente, Mike Pence, sin antes haberse realizado una prueba rápida de coronavirus.

"A medida que el médico del Presidente y las operaciones de la Casa Blanca continúen protegiando la salud y la seguridad del presidente y del vicepresidente, a partir de hoy, cualquier persona que se espere que esté cerca de ellos, recibirá una prueba COVID-19 para evaluar el estado de portadores pre-sintomáticos o asintomáticos para limitar la trasmisión involuntaria", dijo Judd Deere, portavoz de la Casa Blanca.

Derere fue claro al indicar que, de manera inmediata, cualquier individuo que necesite tener algún contacto con Trump o Pence deberá ser evaluado para saber si "hay portadores pre-sintomáticos o asintomáticos".

¿Se aplicará a reporteros?

El informe también señaló que los reporteros que asistan a las sesiones informativas diarias de la Casa Blanca no tendrán que someterse a dicha prueba, pues el número de periodistas ya ha sido muy reducido, además se mantiene la "sana distancia entre ellos".

Es importante señalar que Trump se sometió por segunda vez a la prueba de coronavirus el jueves por la noche, el mandatario usó la prueba rápida, y luego de 15 minutos, el resultado arrojado fue negativo.