MLB

Justin Verlander intenta ponchar al coronavirus

El as de los Astros anuncia que cada cheque que reciba durante la pausa de temporada será destinado a caridad.

Estados Unidos
0
Justin Verlander
RICH SCHULTZ AFP

A Justin Verlander se le puede llamar de muchas formas distintas: MVP, Cy Young, campeón, 8 veces All Star, abusador desde el centro del diamante, el señor de Kate Upton e incluso tramposo. A partir del sábado es justo sumar el calificativo de “súper héroe” a la lista.

La crisis de salud que arrasa por el mundo ha dejado en claro que el deporte es la cosa más importante entre las menos importantes. A menos que se utilicen esos enormes recursos que perciben los deportistas para hacer el bien y no solo fabricar una mansión increíble para pasar ahí la cuarentena. Justin Verlander está en esa primera categoría gracias a su genuina generosidad.

Con la temporada de Grandes Ligas en pausa debido a la pandemia de coronavirus, el as de los Astros anunció el sábado que cada uno de los cheques que perciba durante la crisis será destinado a una organización de ayuda en el combate al brote. Eso, créanme, es mucho dinero.

Después de que el sindicato de jugadores llegara a un acuerdo para dividir un fondo de 170 millones en salarios pagados por adelantados, y considerando las credenciales y el sueldo de Verlander, el señor Upton percibiría alrededor de 33,500 dólares a la semana. En lugar de embolsarse ese dinero, cada cheque que llegue a su correo irá directamente a una organización de ayuda distinta.

A través de una publicación en Instagram, el derecho de 37 años y su no menos famosa esposa anunciaron que cada uno de los cheques irá destinado a alguna organización o grupo dedicado a combatir la pandemia, desde personal médico y equipos de emergencia, hasta grupos dedicados al cuidado de víctimas y pacientes.

Verlander, obviamente, no es el primer deportista de su jerarquía en unirse a la batalla contra el COVID-19, pero sí es el primero en tomar acciones permanentes. En lugar de destinar cierta cantidad de fondos, como lo han hecho la mayoría, el 2 veces ganador del Cy Young se mantendrá donando cheques siempre que permanezca el estado de emergencia que, considerando lo que hemos visto, no tiene fecha de caducidad a la vista.

Para muchos cínicos, un cheque de 33,500 dólares semanales podría ser una limosna viniendo de parte de un tipo que estaba programado a ganar 33 millones de dólares esta campaña, que tiene ingresos superiores a los 225 millones a lo largo de su carrera y que está casado con una de las modelos mejor pagadas de la industria, con ingresos anuales en al menos siete cifras. Nada más lejano de la realidad.

Los actos de Verlander son genuinos, desinteresados y, especialmente, sumamente útiles, considerando que toda ayuda es necesaria para combatir una enfermedad que no discrimina. Verlander lo ha ganado todo... y sigue ganando.