HOUSTON ASTROS

Evan Gattis: No basta con pedir disculpas por el robo de señas

El exreceptor del equipo de Houston afirmó que las disculpas públicas de Alex Bregman, José Altuve y el dueño del equipo, Jim Crane, no fueron suficientes.

Evan Gattis

Evan Gattis ha tenido mayor presencia mediática en los últimos días que en varios meses. Esta mañana aprovechó su intervención en el podcast 755 is Real, de The Athletic, para hablar sobre el robo de señas de Houston Astros en 2017, su último año activo en la Major League Baseball.

Días después de anunciar las Mayores oficialmente los castigos en contra de la organización, el dueño del club, Jim Crane organizó una conferencia de prensa con Alex Bregman y José Altuve, principales figuras de la novena, a la que se sumó la compañía de Dusty Baker, recientemente contratado como manejador de la caseta de Houston, en reemplazo a A.J. Hinch.

El dueño se contradijo durante su mensaje al público y los peloteros fueron duramente criticados por ofrecer disculpas guionadas que no les llevó ni 60 segundos pronunciarlas. “No fueron lo suficientemente buenas”, reconoció Gattis en el programa.

“Todos quieren ser el mejor jugador mundo, y nosotros hicimos trampa sobre ello, y claramente engañamos al baseball y a los aficionados. Se sintieron timados. Me siento mal por los fans”, compartió con David O’Brien y Eric O’Flaherty, exrelevista de Atlanta Braves.

“No pido simpatía ni nada de eso. Si nuestro castigo es ser odiados por todos para siempre, que así sea. No sé que debería hacerse, pero algo tenía que hacerse. Estoy de acuerdo con ello, completamente. Creo que es bueno para el baseball que lo estamos limpiando. También entiendo que no es suficiente únicamente con pedir disculpas; lo entiendo”, sostuvo durante su intervención.

"Lo que hicimos estuvo mal. No se enreden, estuvo mal para la naturaleza de la competencia, no únicamente para el baseball", añadió Gattis.

Sobre Mike Fiers

Esta misma semana, Gattis publicó en su cuenta de Twitter una imagen donde muestra un vaso con el rostro del lanzador Mike Fiers y la leyenda "Los soplones reciben suturas" (Snitches Get Stitches). Fiers fue quien develó, durante una entrevista en diciembre con The Athletic, el sistema ilegal del equipo para robar señas que incluía el uso de cámaras en el jardín central del Minute Maid Park. El serpentinero perteneció a la novena de Texas durante el año del campeonato.

Para el ex bateador designado de Houston no hay ningún problema en que su excompañero haya hecho pública la historia. "Tenía algo que decir y nosotros teníamos que ser castigados. Porque si no pasaba así, ¿entonces cómo?", cuestionó el exligamayorista. "Se hubiera salido aún más de control. Es un tema difícil. Creo que muchos se sienten timados y lo entiendo", reflexionó.