MLB

Chris Sale habla de su salud y el robo de señas de los Red Sox

El abridor de Boston ha tenido un par de campañas complicadas y espera que para 2020 pueda recuperar su nivel óptimo en el montículo de Fenway Park.

Chris Sale con los Red Sox

Chris Sale es la estrella de la rotación de los Red Sox y así lo perciben en Fenway Park (no por nada le dieron un contrato de cinco años y 145 millones de dólares antes de la campaña de 2019). No obstante, sus últimas dos temporadas en Boston han estado plagadas de lesiones y el abridor quiere darle la vuelta a la página.

Este domingo, el serpentinero de 30 años habló de sus dolencias y cómo se siente de cara a 2020, campaña en la que los 'patirrojos' tendrán que remar contracorriente por la investigación que sostiene Rob Manfred contra el equipo y la salida de Mookie Betts.

"Creo que he lanzado seis o siete veces esta pretemporada. Mi cuerpo se siente bien. Empecé con algunas bolas rompientes y después lancé un poco más. Estoy haciendo las cosas que hacía antes y me sentí bien. Seguiré trabajando a partir de ahí", detalló Sale, con relación a la lesión de codo que lo marginó por las últimas seis semanas de 2019.

Colaboración con la MLB

Por otra parte, Sale reveló que durante las pesquisas de las Mayores para desentrañar el esquema de robo de señas de los Red Sox en 2018 habló con las autoridades correspondientes.

"Me dijeron '¿Quieres hablar con ellos', yo dije que sí. Porque quiero ayudar a esto. ¿Es frustrante? Sí. Tomó 30 minutos de uno de mis días de postemporada. Pero tener la verdad y hacer de este un mejor deporte, estoy dentro. De eso hablé durante prácticamente toda la entrevista, esclareciendo esto y haciendo que el juego sea mejor cuando me vaya", explicó el lanzador.

Sin rencor con los Astros

Finalmente, habló del escándalo de robo de señas de la novena de Houston y aseveró que a pesar de tratarse de una situación desafortunada, dejó esto en el pasado.

"Sí, apesta. Pero, ¿qué voy a hacer? ¿Voy a obligarlos a punta de pistola? ¿Voy a sentarme y maldecirlos a través de un montón de cámaras? Si tengo algo que decirles, conozco a esas tipos. Puedo obtener sus números, mandarles mensajes y hablar con ellos cara a cara. Ya pasó. ¿Qué voy a hacer al respecto? Puedo sentarme y llorar por eso o puedo ponerme a trabajar y ganar un campeonato", sentenció.”