MLB

Carlos Correa arremete contra Bellinger; defiende a José Altuve

El campocorto boricua salió en defensa de Altuve y confesó que el venezolano no dio su consentimiento para utilizar los golpeteos en los botes de basura.

Correa y Altuve
Maddie Meyer Getty Images

El embrollo del robo de señas en la organización de Houston Astros ha armado en los más recientes días un ambiente en la liga de enojo en unos vestidores y de frustración en otros. Éste último sentimiento es particularmente compartido por integrantes de los Dodgers y su jardinero Cody Bellinger, quien criticó las disculpas del equipo, cuestionó el uso de aparatos vibratorios y cree que José Altuve le robó el MVP a Aaron Judge y los Astros le robaron el título de campeonato a la novena angelina.

Ante todas esas acusaciones, Carlos Correa quiso esclarecer la situación y detallar lo sucedido en los pasillos del Minute Maid Park. El boricua también salió en defensa del venezolano y arremetió contra el actual MVP del Viejo Circuito.

"El problema que tengo es cuando los jugadores salen [a comentar] y no conocen los hechos, no están informados sobre la situación y simplemente aparecen hablando ante las cámaras", dijo el parador en corto en una entrevista con Ken Rosenthal, de The Athletic.

"Para mí, eso no está bien; en ningún sentido", continuó. "Así que cuando él [Cody Bellinger] habla de que hicimos trampa por tres años o bien no sabe cómo leer, no tiene buena comprensión de lectura o simplemente no está informado", contestó Correa.

"El reporte del comisionado claramente señala que todas esas actividades fueron realizadas en 2017. En 2018 no pasó nada. En 2019 no pasó nada. Solo eran jugadores talentosos, jugando baseball con pasión y ganando juegos", se amparó en la investigación de Rob Manfred.

El diario Wall Stree Journal reveló hace una semana de Codebreaker, el esquema empleado por el equipo para robar señas ilegalmente y del cual tenía conocimiento desde un inicio la gerencia general (Jeff Lunhow). Para el parador en corto puertorriqueño en la organización no tenían conocimiento de él.

En defensa de Altuve

Cody Bellinger ve en Aaron Judge al verdadero MVP de la Liga Americana, en 2017. Correa disiente con el patrullero de los Dodgers.

"Cody, no conoces los hechos", se dirigió directamente a Bellinger. Nadie quiere hablar sobre esto pero lo voy a hacer. José Altuve fue el único que no utilizó el bote de basura. Las pocas veces en las que el bote fue empleado, resultaron sin su consentimiento", legitimó Correa la temporada de Altuve.

"Que él salga a difamar el nombre de José Altuve de esa manera no es lo correcto para mí. El hombre juega de forma limpia. Eso es fácil de averiguar. Mike Fiers reveló la historia. Puedes irle a preguntar a Mike Fiers: '¿José Altuve utilizó el bote de basura? ¿José Altuve hizo trampa para ganar el MVP?' Mike Fiers te dirá directamente que no lo usó. Fue el único jugador que no lo hizo", argumentó Correa.

Dispositivos vibratorios

En el Juego 6 de ALCS en contra de New York Yankees, José Altuve se encontró con el slider de Aroldis Chapman y puso la esférica de las 108 costuras en los jardines del Minute Maid Park, para darle el pase a los Astros a la Serie Mundial. Semanas después, se esparció el rumor de que el venezolano habría portado un dispositivo vibratorio que le notificaba los lanzamientos. Nada de eso es cierto, en palabras del originario de Ponce, Puerto Rico.

"En 2019, nadie utilizó vibradores. Es una mentira", refutó en seco las acusaciones el pelotero de 25 años.

¿La razón por la que José Altuve no quería que le rompieran la playera?

"Anteriormente, ese mismo año, él [Altuve] conectó un cuadrangular para dejar en el terreno [al rival] en el Minute Maid Park. Junto con Tony Kemp rompí su camiseta. Hay fotos de ello; hay videos de ello. Deshice su franela y su esposa le dijo a la mía '¿Por qué Carlos le rompió la playera a Altuve? No me gusta eso'". Esa es la primera causa, según Correa.

"Cuando va corriendo hacia el plato, soy yo quien está al frente, el primero que lo espera. Él dice como 'No quiero que me quiten la playera'", sumó el toletero. "La segunda razón es porque tenía un tatuaje que aún no estaba terminado en su clavícula que honestamente se veía horrible. Era un mal tatuaje y no quería que nadie se lo viera. No quería mostrarlo. [...] Esa fue la razón", especificó.