XFL

El football no ha terminado: La XFL reabre sus puertas

La XFL, de Vince McMahon, reabrió sus puertas este sábado luego de 19 años de ausencia y permanecerá hasta el duelo de campeonato, el 26 de abril.

xfl
Scott Taetsch AFP

Para los aficionados del football, el Super Bowl no fue el fin de dicho deporte hasta que la NFL dé inicio con la pretemporada en septiembre. La XFL, aunque no con la misma calidad de una liga que recién llegó a su centenario de existencia, presenta la nueva opción para seguir disfrutando del deporte de contacto durante los fines de semana.

Después de una temporada fallida de la XFL en 2001, cuyos números rojos representaron una pérdida de 70 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de ABC, el promotor deportivo Vince McMahon relanzó la liga para este año con algunas modificaciones que se resumen en menos entretenimiento y más football.

La liga pertenece a Alpha Entertainment LLC, una compañía de McMahon cuya acta constitutiva data de 2017. Ésta nació para tener independencia de la WWE. En sus inicios, la XFL derivó de la World Wrestling Federation, en asociación con la cadena televisiva NBC.

Para su relanzamiento, la renovada XFL contará con un sistema de ocho franquicias, que a su vez se dispersaran en dos conferencias. En el Oeste jugarán Seattle Dragons, Dallas Renegades, Houston Roughnecks y Los Angeles Wildcats; mientras que en el Este se ubicarán New York Guardians, St. Louis BattleHawks, Tampa Bay Vipers y DC Defenders.

Caras conocidas

Varios atletas que se presenten a los emparrillados las próximas semanas habrán jugado para alguna organización de la NFL. Entre ellos está Landry Jones, quien fue pasador para Pittsburgh Steelers, será el que se enfile detrás del centro con los Renegades. Jones, de 30 años, llegó al Heinz Field en 2013 pero solo inició cinco encuentros como titular, obteniendo marca de 3-2, con ocho envíos a las diagonales por siete intercepciones.

Cardale Jones, quien se posicionó detrás del centro con los Buckeyes de Ohio State, y llegó a la organización de Detroit Lions, buscará los reflectores cuando salga al campo cada sábado con su nuevo equipo de la XFL: D.C. Defenders.

Matt McGloines otro de ellos. El atleta llegó a la NFL en 2013 a Oakland, donde inició siete partidos como quarterback de los Raiders. En su paso con el equipo de la bahía, el producto de Penn State pasó para un total de 11 espirales de seis puntos y 1,868 yardas, completando el 58.1% de sus envíos. McGloin se unirá al equipo de la Gran Manzana.

Marquette King, que jugó para Oakland Raiders y Denver Broncos, se le verá vestir los colores de St. Louis cuando los BattleHawks despejen el ovoide.