Honduras

Fayron Barahona cambió el fútbol por asilo en Estados Unidos

El exfutbolista hondureño terminó su carrera profesional a corta edad debido a que su vida corría peligro en Honduras. Hoy vive en Texas después de ser privado de su libertad dos meses.

Fayron Barahona cambió el fútbol por asilo en Estados Unidos

Fayron Barahona tenía un futuro brillante en el fútbol hondureño, pero la inseguridad lo llevó a tomar un camino diferente en su vida. Hoy se encuentra retirado y busca la residencia en Estados Unidos. El exjugador catracho colgó los botines en 2012 para buscar un mejor futuro en USA, aunque este significara pasar dos meses privado de su libertad.

La carrera de Barahona tomó un giro importante en 2005, cuando formó parte de la escuadra que clasificó a la Copa del Mundo U-20 de Holanda; tras terminar su participación en el Mundial regresó a Real España, donde le dieron la oportunidad de debutar en el Torneo Apertura.

Al poco tiempo se hizo de un lugar en el XI inicial hasta que en 2007 salió campeón de la Primera División al vencer a Motagua. Después de un paso importante con los ‘Catedraticos’ pasó a Atlético Choloma donde estuvo hasta 2012, año en el que decidió colgar los botines debido a que su vida corría peligro.

La decisión más difícil

Tras recibir una serie de amenazas decidió dejar el fútbol profesional para comenzar a buscar una solución a los problemas. Tras no encontrar nada que hacer en Honduras comenzó a viajar constantemente a Estados Unidos, teniendo estancias de 4 meses aproximadamente. En abril 2015, el exseleccionado catracho fue detenido por gente de migración en el aeropuerto de debido a los registros de estancia en USA.

La policía migratoria separó al hondureño donde le preguntaron si los viajes eran de trabajo o cuál era el motivo de las visitas tan largas, a lo que respondió que salía de Honduras debido a temía por su vida. En ese momento los agentes lo separaron de sus pertenencias incluido su teléfono, donde revisaron conversaciones en redes sociales.

Tras la revisión, se determinó que estaría detenido en lo que un juez determinaba que procedería con su caso. “Estuve detenido durante los siguientes dos meses hasta junio que me dejaron en libertad, fue un momento muy duro porque no me creían lo que les decía. Entonces se dio la oportunidad de ir donde un juez, yo le conté mis cosas y él me creyó; me dieron un permiso de cuatro años”, contó Barahona a el Diez.

Qué sigue para Fayron

El catracho debe presentar todos los argumentos que comprueban que su vida corría peligro en Honduras, esto para que el juez determine que sigue en su caso, ya sea otorgarle la residencia o regresarlo a su país por falta de argumentos que comprueben su historia.

Por el momento no tiene permiso de trabajar legalmente, por lo que se dedica a jugar fútbol en ligas amateur. Después de ganar varios trofeos, los dueños de los equipos decidieron ayudarlo económicamente en lo que se determina su proceso legal.

Con 34 años, Fayron Barahona se encuentra cerca de terminar su proceso ante el juez, por lo que su estancia en Estados Unidos podría dar un giro en su vida, ya sea tener la posibilidad de trabajar de forma legal o dejar la tierra del Tío Sam para regresar a Honduras.