NFL

Giants liberan a Janoris Jenkins tras agredir a aficionado

El defensivo quedó marginado de las prácticas del equipo neoyorquino por una lesión en el tobillo y tras engañarse con un fan en Twitter perdió su trabajo.

Janoris Jenkins con Giants
Patrick McDermott Getty Images

Hasta la semana 13 de la presente temporada, Janoris Jenkins lucía como el mejor cornerback de Giants y previo al duelo contra Dolphins, el esquinero lo hizo saber. Desafortunadamente, no empleó las palabras adecuadas y esto le costó el trabajo.

El pasado miércoles, Jenkis, quien no participó en la práctica de Giants debido a una lesión en el tobillo, llamó "retrasado" a un aficionado que le recriminó que sus estadísticas no habían aportado a la organización, que marcha con marca de 2-11.

Dicho insulto, aunado a que el propio defensivo intentó justificar su agresión un día después, llevó al equipo de la 'Gran Manzana' a tomar la decisión de desprenderse del jugador de 31 años.

"Esta fue una decisión de la organización. Desde los dueños hasta los encargados de la parte deportiva, sentimos que era lo mejor para los intereses del equipo y el jugador. Obviamente, lo que pasó esta semana y el rechazo a aceptar que uso lenguaje inapropiado y ofensivo fueron los factores determinantes", explicó el head coach Pat Shurmur en un comunicado de prensa.

Tras darse a conocer la determinación de Giants, Jenkins publicó un par de mensajes. En primera instancia escribió "Las mejores noticias. Gracias". Aunque unas horas más tarde recapacitó y agradeció a New York por la posibilidad de defender los colores del equipo por cerca de cuatro años.

"Quiero agradecer a la organización por la oportunidad y buena suerte a mis hermanos que siguen siendo Giants. De nuevo, quiero que mis fans sepan que mis intenciones son siempre puras e ingenuas", detalló el egresado de North Alabama.

Inversión importante

En caso de que algún equipo busque los servicios de Jenkins para el cierre de la campaña y 2020 tendrán que abrir la cartera. En primera instancia, deberán cubrir lo que resta de su salario de 2019 ($10.15 millones de dólares por la temporada) y, además, tendrían que contemplar el desembolso de $11.25 MDD y un millón extra para el próximo año. Afortunadamente para los interesados. este ingreso no es garantizado y el defensive back tendría que ganarse cada centavo.