PICKS

No esperes más: Los pronósticos para la semana 15 de la NFL

Los Patriots se colocan nuevamente, y de manera innecesaria, en el ojo del huracán con otro escándalo de espionaje.

Bill Belichick y los Pats están en el ojo del huracán
MADDIE MEYER AFP

Hay días es lo que, necesariamente, te sientes más guapo, con más energía, de mejor humor. Con más ganas de espiar al rival, incluso si son los Bengals (¡A los Bengals!, por Dios).

Son esos días en los que te ves al espejo y dices “sí, todavía tengo lo mío”. Que llegas con mejor actitud, incluso con ganas de trabajar. Esos días en que ninguna noticia parece lo suficientemente mala e incluso recibes buenas noticias como el nuevo escándalo de espionaje de los Pats. (¡A los Bengals!, por Dios).

Pues yo llevo varios días así y podrán imaginarse por qué. Si no lo saben, permítanme platicarles. En esta última semana tuve 14 aciertos, le di en el clavo a la Apuesta de DeTocho, recorté por la mitad la “Carrera de Picks”, recibí mi aguinaldo, celebré mi aniversario de bodas y atraparon a los Pats en un nuevo escándalo de espionaje (¡A los Bengals!, por Dios).

Si eso no fuera suficiente para estar de un humor intachable, todos los días me veo guapo, pero esta semana me puse capa y me siento súper guapo. Eso pasa cuando tienes pan en la mesa, monedas en la bolsa. El cielo es más azul, los pájaros cantan más bonito y los Patriots son más tramposos (¡A los Bengals!, por Dios).

Ya, fuera de broma. Sí estoy guapo. Y también, fuera de broma, quisiera creerle a Bill Belicheat de que el camarógrafo para el documental “Do Your Job” estaba grabando accidentalmente la banca, señales, paquetes de personal y -tratándose de los Bengals-, posiblemente “bloopers”. En verdad le quiero creer. Pero el problema aquí es que los Pats ya no tienen el beneficio de la duda.

¿Qué beneficio hay en grabar a los Bengals? El mismo que grabar “Las Aventuras de Capulina”, un par de risas y terminar sintiéndote un poco más tonto por ver. Los Pats no tenían nada que ganar con una grabación así, y mucho que perder. Y, nuevamente perdieron.

En la secundaria tenía a una maestra que nos decía “No hagan cosas buenas que parezcan malas”, frase que jamás le dijo al que le pintaba el pelo, pero esa es otra historia. Lo de los Pats, no sé si sea bueno, pero sin duda se ve mal.

No como yo y mi 14-2. Vamos por otro. ¡¡Aquí los picks!!

Juego de la semana

Bills en Pittsburgh (-2): Si te gusta la NFL, te gusta la violencia, los juegos físicos, ver correr sangre. Te gusta el football que se juega de frente. Te gusta el Steelers-Bills con sabor a playoffs. Porque, en realidad, es eso, un juego de postemporada.

Si no te gusta nada de lo que mencioné en el párrafo anterior, creo que hay una repetición de Peppa Pig a esa hora, que la disfrutes. Lo que viene la noche del domingo es un choque de trenes. Dos equipos con ofensivas limitadas y defensivas intimidantes.

Se podría hacer el argumento de que no hay una defensiva en esta liga que esté jugando mejor que la de Pittsburgh. Han robado 33 balones -21 de ellos en los últimos ocho juegos- tienen 48 sacks y no han permitido más de 24 puntos desde la semana 3. Y enfrente tendrán al 20mo mejor ataque de la NFL.

Parecería un duelo disparejo de no ser porque Buffalo trae a la mesa exactamente lo mismo: Una defensiva que es segunda en puntos, tercera en yardas, tercera contra el pase y sexta en 3er down. Todo eso contra un quarterback no drafteado en Devlin Hodges y una ofensiva de Pittsburgh que es 23ra en puntos, 31ra por aire y 24ta por tierra.

Está claro que no habrá muchos puntos, pero sí muchos golpes. Buffalo cuida bien el balón y corre, dos atributos muy útiles en la NFL y particularmente en diciembre. Los Steelers, por otro lado, tienen dos cualidades que son especialmente peligrosas: Confianza y salud.

El juego es una moneda en el aire. Y esa moneda ha caído con mayor frecuencia a favor de Pittsburgh. PICK: Steelers 21-17 Buffalo.

Seguro de la semana

Falcons en San Francisco (-11): Seré breve: “Ouch”. Niners 28-13 Falcons.

Sorpresa de la semana

Bears en Green Bay (-4.5): Ah, qué demonios. ¿Somos hombres o payasos? Bears 27-20 Packers.

Los TurboPicks

Jets en Baltimore (-14): La ventaja de jugar en jueves es que los Jets podrán pasar todo el fin de semana untándose pomada. Ravens 37-17 Jets.

Eagles (-4.5) en Washington: No confío en Carson Wentz, pero hay veces que no tienes otra opción. Eagles 23-19 Redskins.

Seahawks (-5.5) en Carolina: Kyle Allen es el Benjamin Button de los quarterbacks. Seahawks 31-21 Panthers.

Buccaneers (-3.5) en Detroit: Este es un juego que ni siquiera Stevie Wonder querría ver. Bucs 27-18 Lions.

Dolphins en N.Y. Giants (-3.5): No puedes escribir “eliminados” sin escribir Eli. Dolphins 26-24 Giants.

Broncos en Kansas City (-10.5): Tomar la línea en este juego sería tan estúpido como grabar a los Bengals o algo así (¡A los Bengals!, por Dios). Chiefs 28-23 Broncos.

Patriots (-9.5) en Cincinnati: No sé qué esperaban encontrar grabando a los Bengals (¡A los Bengals!, por Dios). ¿Una manera de jugar peor? Patriots 23-7 Bengals (Por Dios).

Texans en Tennessee (-2.5): Dos equipos con tantas similitudes que parecen grupo de pop coreano. Titans 27-24 Texans.

Vikings (-2.5) en L.A. Chargers: Este juego luce más apretado que vestido de Kim Kardashian. Vikings 24-23 Chargers.

Browns (-2.5) en Arizona: Freddie Kitchens tiene trabajo por juegos como este. Browns 28-23 Cardinals.

Jaguars en Oakland (-6.5): La buena noticia para Oakland es que los Raiders ganan en el adiós al “Hoyo Negro”. La mala es que la ciudad ahora tendrá que construir otra prisión. Raiders 30-24 Jaguars.

Rams (-1) en Dallas: Este no lo sacan los Cowboys ni con doble dosis de aplausos de Garrett. Rams 28-24 Cowboys.

Colts en New Orleans (-9): Lo único que le hace falta a los Colts es un poquito de Suerte, o Luck si lo prefieren en el lenguaje de Shakespeare. Saints 36-24 Colts.

La Apuesta de DeTocho

Broncos +10.5

Bucs -3.5

Texas-Titans OVER de 50

Semana 14: 14-2

Carrera de Picks:

Iván: 132-76

DeTocho: 126-82