Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
LaLiga Santander
Bundesliga
Liga Portuguesa
Ligue 1

AQUÍ SOLO FOOTBALL

Mike Tomlin, serio candidato a Coach del Año

Los Steelers han ganado cuatro en fila después de iniciar 1-4, algo que la franquicia no lograba desde 1976, cuando ganaron los nueve últimos de la temporada para terminar 10-4 y avanzar al Campeonato de la AFC.

Mike Tomlin en el Heinz Field
Joe Sargent AFP

Lo condenamos en la Semana 2, tras la lesión del “Big Ben”. Se le relacionó con otro equipo hace un mes, cuando su equipo estaba 1-4. Ha tenido que echar mano de tres quarterbacks en la campaña. Su corredor titular se ha perdido los dos juegos más recientes y Mike Tomlin tiene a los Steelers con récord de 5-4 y sin soltar la posibilidad de regresar a Playoffs.

En una de las campañas más demandantes desde que llegó a Pittsburgh, en 2007, Tomlin inició la era post-Antonio Brown/Le’Veon Bell con una paliza en Foxborough y luego la terrible noticia de que Ben Roethlisberger se perdería toda la campaña con una lesión en el codo.

Y apenas era la Semana 2.

“La temporada de los Steelers se acabó”, era el vox populi.

Y eso parecía a principios de octubre, tras la derrota en casa ante los Baltimore Ravens, que dejaba a Pittsburgh con marca de 1-4.

Previo al juego ante los Chargers en Los Angeles, el nombre de Tomlin sonó en varios reportes de la prensa que aseguraban era uno de los candidatos a convertirse en coach de los Washington Redskins en 2020.

“Chicos, soy el coach de un equipo que está 1-4 y en camino a enfrentar a un quarterback calibre del Salón de la Fama [Philip Rivers] con mi tercer quarterback. ¿Creen que estoy preocupado por algo más esta semana aparte de eso?”, dijo Tomlin en conferencia de prensa.

Mason Rudolph, el joven de segundo año reclutado en la tercera ronda del Draft 2018, sufrió una conmoción cerebral en el juego contra los Ravens y se perdería el juego ante los Chargers, así que Tomlin tendría que echar mano del novato Devlin Hodges.

Detrás de una estupenda actuación defensiva, los Steelers derrotaron 24-17 a Rivers y los Chargers. El linebacker novato Devin Bush tuvo una intercepción y regresó un fumble nueve yardas para el primer touchdown del juego.

El domingo, contra los Rams, Pittsburgh jugó su segundo partido en fila sin James Conner, el corredor que se quedó con el lugar que dejó Le’Veon Bell.

Tras la lesión de Conner, Pittsburgh se quedó corto en la posición de corredor, así que para el juego contra Indianapolis, Tomlin activó a Trey Edmunds, quien juega como back defensivo.

Edmunds respondió con un juego de 73 yardas en 12 intentos.

Contra Rams, el safety Minkah Fitzpatrick regresó un fumble 43 yardas hasta las diagonales. Fue su segundo regreso de touchdown en semanas consecutivas: ante los Colts se llevó una intercepción 96 yardas para la anotación que cambió el partido por completo.

Fitzpatrick, obtenido en un canje con los Miami Dolphins, es líder del equipo con cinco intercepciones y segundo con ocho pases defendidos.

Pittsburgh es segundo en la liga con 26 intercambios de balón (14 intercepciones, 12 fumbles) y un diferencial de +13 en ese departamento, sólo detrás de los Patriots.

Los Steelers ahora han ganado cuatro en fila después de iniciar 1-4, algo que la franquicia no lograba desde 1976, cuando ganaron los nueve últimos de la temporada para terminar 10-4 y avanzar al Campeonato de la AFC, que perdieron 24-7 ante los Oakland Raiders.

El jueves, Pittsburgh visita a los Browns (3-6), el primero de dos juegos ante Cleveland en un lapso de 17 días. En medio quedan los Cincinnati Bengals (0-9), el peor equipo de la liga este año.

Luego vienen juegos ganables en Arizona (3-6-1), contra Buffalo (6-3) y en New York ante los Jets (2-7), para cerrar la campaña regular en Baltimore (7-2).

Ahí probablemente Tomlin y los Steelers pelearán por un lugar en la postemporada, todo un logro para un equipo que hace un mes parecía condenado a su primera campaña perdedora desde 2003.

Pero la resiliencia de este equipo es el reflejo de Tomlin, quien por momentos es muy criticado por los seguidores de los Steelers, pero que hoy tiene que ser reconocido por hacer tanto con tan poco.

Si Pittsburgh no pierde el paso y logra clasificar a Playoffs, Mike Tomlin tiene que ser nombrado Coach del Año, algo que únicamente ha logrado un entrenador en la historia de los Steelers: Bill Cowher en 1992.

¿Por qué no el coach Tomlin?