SERIE MUNDIAL

Max Scherzer al montículo para el Juego 7 si Nationals ganan hoy

Tras los espasmos que lo dejaron fuera del Juego 5, el serpentinero de 35 años Max Scherzer realizó lanzamientos por primera vez en superficie plana esta tarde.

Max Scherzer iniciaría Juego 7
Mike Ehrmann AFP

Los espasmos en la espalda dejaron fuera al veterano y mejor lanzador en la rotación abridora de Dave Martínez para el Juego 5 de la Serie Mundial en contra de Houston Astros, donde Joe Ross salió al montículo en su lugar y lo perdió. Pero de ganar el Juego 6, de vuelta en el Minute Maid Park, Max Scherzer iría por Washington Nationals al centro del diamante para cerrar el Clásico de Otoño.

Al momento de preguntarle a su manager, Martínez fue conciso sobre la posibilidad de darle la apertura al ganador en tres ocasiones del Cy Young. “Hasta ahora sí. Está bien. Ya realizó lanzamientos y se sintió bien”, replicó el manejador del dogout capitalino.

Al igual que el receptor hawaiano Kurt Suzuki, quien salió del Juego 3 en Washington por una lesión en el músculo flexor de la cadera derecha, ambos serían utilizados exclusivamente para el Juego 7.

Calentando brazo

Por un lapso de 10 a 15 minutos, el siete veces seleccionado All-Star realizó envíos al receptor del bullpen Octavio Martínez a horas antes del Juego 6. El calentamiento de Scherzer fue en superficie plana, en el jardín izquierdo de la casa de Astros.

El lanzador, que dijo sentirse “bien”, en definitiva no irá hoy como relevo de Strasburg esta noche, de acuerdo con Dave Martínez.

Scherzer en Serie Mundial

El serpentinero de Nationals, a sus 35 años, aún tiene lo necesario para lanzar al nivel de la mejor liga de baseball del planeta. Y eso ya quedó en evidencia en el primero de la Serie Mundial en contra de Houston Astros, al sobresalir en el montículo por encima del mejor lanzador que tuvo esta campaña la MLB: Gerrit Cole.

Max Scherzer puso la experiencia ligamayorista de 12 años a trabajar a su favor y retuvo a la tercer mejor ofensiva de imparables (1538) en Grandes Ligas a solo cinco y un par de carreras en cinco entradas de labor, además de los siete ponches que le recetó a Astros.

Victoria obligada

Stephen Strasburg irá esta noche con una sola misión: darle una última esperanza a Washington de continuar en la pelea, y como efecto colateral a ello, una oportunidad a Max Scherzer de subir a la loma una vez más en octubre y cerrar de forma dominante lo que sería el partido de mayor prominencia en su carrera.

Por parte de Houston, Justin Verlander iniciará en el montículo y buscará su redención en Serie Mundial, donde el lanzador no conoce la victoria tras seis aperturas en esos encuentros, vistiendo la playera de Houston y Detroit.