Competición
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Portuguesa
Campeonato Brasileño Serie A

Jerry Jones, vas a tener que pagarle a Dak Prescott

Estados Unidos

Le tomó dos series ofensivas para lanzar su primer pase de touchdown de la tarde. Fue una espiral de 28 yardas al tight end Blake Jarwin para empatar el juego, 7-7, a tres minutos del final del primer cuarto. A partir de ese momento, Dak Prescott fue una máquina programada para destruir a los Giants en la Semana 1 de la campaña 2019.

Prescott terminó el juego con 25 completos de 32 intentos, 405 yardas y cuatro envíos a las diagonales, sin intercepciones y un rating perfecto de 158.3.

Dallas, por supuesto, venció sin problemas a los Giants en casa.

Con esas 405 yardas, Prescott impuso un nuevo récord en la historia de los Cowboys en un juego inaugural. La anterior marca le pertenecía a Troy Aikman (362 yardas en Washington en 1999).

“Fue divertido, los muchachos son geniales”, dijo Prescott. “Si pones el balón en sus manos rápidamente, ves los resultados, un montón de jugadas grandes. Yardas después de la recepción, tacleadas rotas. Tenemos talento, siempre y cuando nos mantengamos enfocados y sigamos mejorando”.

Lo que Dak hizo el domingo es difícil de mejorar.

Prescott se convirtió en el cuarto quarterback de la historia que registra un rating perfecto tras intentar un mínimo de 30 pases.

Fue también un mensaje para el dueño y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, quien negocia con el representante de su quarterback para extender su contrato y, muy probablemente, convertirlo en el mejor pagado de la historia.

El mes pasado se reportó que Prescott rechazó una oferta por 35 millones de dólares al año y que sus pretensiones son de 40 millones.

Jerry dijo el domingo, después del partido, que la extensión de contrato es “inminente”.

Jones cedió a la presión del corredor Ezekiel Elliott, quien no se presentó ni al training camp ni a la pretemporada en busca de un nuevo acuerdo con los Cowboys, que por cierto consiguió la semana pasada: seis temporadas y 90 millones de dólares, 50 de ellos garantizados, que lo convierten en el mejor pagado en su posición.

Prescott, de 26 años, aún juega con el contrato que firmó como novato y que le paga 680,848 dólares al año, menos que 26 quarterbacks suplentes en la NFL esta campaña.

Le estoy dando vuelta a la página y ahora estoy preocupado por los Washington Redskins”, agregó Dak. “Tengo personas que manejan eso y mi enfoque está en este equipo, en el juego. Creo que mientras pueda seguir haciendo eso, este equipo hará cosas como las que hicimos esta noche. Eso [el nuevo contrato] ha estado fuera de mi foco y ya se los había dicho”.

Russell Wilson, de Seattle, es el quarterback mejor pagado de la historia de la NFL, tras firmar un contrato por 140 millones de dólares y 35 millones anuales.

“Russ” no va a durar mucho en la cima, porque Jerry va a convertir a Prescott en el nuevo rey.

¿Merecido? No para un quarterback con récord de 33-16 y 1-3 en Playoffs.

Pero así es como funcionan las cosas en la NFL. De los 10 pasadores mejor pagados, siete no han ganado un Super Bowl y seis ni siquiera han jugado en uno.

Es apenas la Semana 1, sí, pero fue Dak ─y no “Zeke”─ quien hizo ver a este equipo como contendiente en la NFC.

Jerry, vas a tener que pagar… otra vez.