OAKLAND RAIDERS

Oakland Raiders le dan las gracias a Antonio Brown

El receptor se negó a jugar en Oakland, luego que el equipo anuló más de 29 millones de dólares garantizados que tenía su contrato.

El receptor se negó a jugar en Oakland, luego que el equipo anuló más de 29 millones de dólares garantizados que tenía su contrato.

Es oficial: los Oakland Raiders han cortado al problemático receptor Antonio Brown.

Horas después que Brown le pidió al equipo, vía Instagram, ser “liberado”, los Raiders cumplieron el deseo del ex receptor de los Steelers.

Los Raiders anularon 29.125 millones de dólares, dinero garantizado en el contrato de Brown, tras multarlo con 215,073.53 dólares por conducta perjudicial para el equipo, reportó ESPN.

El equipo también notificó a Brown que en caso de ser cortado no tendría derecho a pago alguno.

“De ninguna manera jugaré después de que se llevaron eso [el dinero] e hicieron mi contrato semana a semana”, le dijo Brown a Jeff Darlington de ESPN, a través de un correo electrónico.

La publicación en Instagram del sábado por la mañana vino apenas horas después de postear un video en YouTube que incluye el audio de una conversación telefónica con el coach de los Raiders, Jon Gruden.

“He trabajado toda mi vida para demostrar que el sistema es ciego para ver talento como el mío”, escribió Brown en Instagram. “Ahora que todos lo ven, quieren que me adapte al mismo sistema que me ha fallado todos estos años. No estoy enojado con nadie. Solo estoy pidiendo la libertad de demostrar que todos están equivocados. Libérame Raiders”.

Los problemas de los Raiders con Brown comenzaron durante el training camp, cuando supuestamente no podía entrenar debido a unas ampollas en las plantas de los pies; luego vino el dilema del casco, cuando Brown interpuso un par de quejas a la NFL para poder usar el mismo modelo que ha usado durante toda su carrera como profesional y que ahora está descontinuado por la liga por motivos de seguridad; durante la semana publicó (en Instagram, claro) una foto del memo que le envió el gerente general de los Raiders, Mike Mayock, notificándole de las multas a las que se había hecho acreedor por haber faltado al training camp y eso, según reportes, derivó en una discusión acalorada entre ambos, en la que Brown amenazó con golpearlo.

El viernes se reportó que el receptor, “emocionado”, se disculpó con todo el equipo. Oakland inicialmente planeó suspender a Brown para el juego la Semana 1, el Monday Night Football contra los Denver Broncos, pero luego decidió dejarlo jugar.

Brown atrapó 104 pases para 1,297 yardas y 15 touchdowns en 15 juegos con los Steelers la temporada pasada.

Brown busca convertirse en el único jugador con siete campañas de 100 recepciones en la historia de la NFL. Con 91 balones atrapados romperá el récord de Marvin Harrison con 927 en sus primeras 10 temporadas y con 1,500 yardas igualará la marca de Jerry Rice, quien tuvo cuatro campañas de al menos 1,500.

Eso, claro, si tiene equipo en 2019.