US OPEN

Pasarán 1.000 años y no habrá nadie igual: la dejada de Federer de la que todo el mundo habla

La plasticidad y elegancia hecha deportista. El suizo nos regaló esta dejada asombrosa entrenado en las pistas de Flushing Meadows.