#NFL100

Otto Graham, el quarterback fenómeno de los Browns

Antes de la fusión de la extinta AFL y la antigua NFL Graham estuvo al frente de la organización de Cleveland, donde consiguió todos los premios posibles.

Otto Graham con los Browns
Vic Stein Getty Images

El pasado cercano de los Browns, el cual está caracterizado por tener campañas mediocres y malas decisiones, no se parece para nada al ADN de la organización de Cleveland, que siempre estuvo caracterizada por estar en las primeras planas de la NFL.

Incluso antes de la era del Super Bowl los Browns ya eran un equipo importante en la liga y durante prácticamente una década avasallaron todos los trofeos. Esta gesta se debe en gran parte a la presencia del quarterback Otto Graham.

Nacido en Waukegan, Illinois, y tras haber jugado gran parte de su carrera colegial en Northwestern, Graham firmó el contrato más lucrativo de la época con los Browns en 1945 ─quienes en ese entonces se desempeñaban en la recién nacida All-American Football Conference─, aunque no pudo desempeñarse profesionalmente hasta 1946 debido a la Segunda Guerra Mundial.

Desde su llegada a Cleveland se mostró como uno de los mejores pasadores de su generación. Durante cuatro años consecutivos llevó a los Browns al partido de campeonato de la AAFC y en todas esas ocasiones se alzaron con el título.

Para 1950, con la desaparición de la Football Conference los pupilos de Paul Brown se unieron a la NFL y la tónica fue la misma, en seis años consiguió tres campeonatos. El último de estos fue en 1955, el mismo año de su retiro.

El legado de Graham

Para la época en la que se desempeñó Otto Graham fue un fuera de serie. En 10 años como profesional registró un total de 23,584 yardas y 174 touchdowns, además de establecer el récord de más yardas por intento con 8.98 ─el cual aún se mantiene imbatible─ y también ostenta el mejor porcentaje ganador de la historia con 114-20-4 para una efectividad de 82.6% ─9-3 en postemporada.

Por otra parte, Graham llevó a los Browns a todas las finales posibles durante su carrera de una década y solo salió derrotado en en tres ocasiones. Además recibió 7 nombramientos a equipos All-Pro ─cuatro en la NFL y tres en la AAFC─, cinco llamados al Pro Bowl, cinco premios al MVP ─dos en la AAFC y tres en la NFL─, Cleveland retiró el número 14 y en 1965 fue electo al Salón de la Fama.