Washington Nationals

Nationals conectan cuadrangular en cuatro turnos en fila

La temporada de Washington ha sido una decepción, pero por un lapso de cuatro bateadores del juego ante San Diego todo salió a la perfección.

Nationals conectan cuadrangular en cuatro turnos en fila
Orlando Ramirez AP

Hace tiempo que los Washington Nationals no tenían nada que celebrar.

Perdieron a Bryce Harper en la agencia libre. Lucas Giolito, la promesa de la que se rindieron, finalmente encontró el éxito con los White Sox. Una temporada repleta de expectativas murió poco después de iniciar, asesinada por una ofensiva inerte y un bullpen de pesadilla. La campaña 2019 había sido un calvario.

Pero por un espacio de siete lanzamientos en la octava entrada del juego del domingo ante los San Diego Padres, todo salió a la perfección. Históricamente perfecto.

LA FIESTA COMENZÓ EN SAN DIEGO

Howie Kendrick, Trea Turner, Adam Eaton y Anthony Rendon dispararon cuadrangulares en turnos consecutivos en el triunfo de Washington 5-2 sobre San Diego, convirtiendo a los Nationals en el primer equipo de la historia en conseguir tal hazaña en dos ocasiones. Lo más llamativo, e irónico, del caso es que los cuatro vuelacercas vinieron ante los lanzamientos de Craig Stammen, un pitcher que apenas otorgó tres cuadrangulares en 79 innings la campaña anterior.

Lo sucedido el domingo en Petco Park es apenas la novena ocasión en la historia que un equipo conecta cuatro home runs consecutivos en una sola entrada y el primero desde... sí, precisamente los Nationals el 27 de julio de 2017 ante los Milwaukee Brewers.

Hace casi dos temporadas, Brian Goodwin, Wilmer Difo, Bryce Harper y Ryan Zimmerman sacudieron vuelacercas en el tercer inning. Coincidentemente, en aquella ocasión también fue ante los lanzamientos de un solo pitcher, Michael Blazek. De hecho, Blazek se convirtió en el primer serpentinero en la historia de Grandes Ligas en otorgar cinco cuadrangulares en un inning, pues Rendón añadió un toletazo más después de un out.

Aunque la hazaña del domingo ocurrió en San Diego, un parque que históricamente ha favorecido a los lanzadores, ni siquiera los amplios jardines y la altitud por debajo del nivel del mar del sur de California pudieron frenar las nuevas tendencias del baseball moderno.

De las nueve ocasiones en que se han conectado cuatro cuadrangulares en forma consecutiva, seis de ellas han sido en los últimos 13 años: Dodgers en 2006, Red Sox en 2007, White Sox en 2008, Diamondbacks en 2010 y los Nationals de 2017. Las otras tres veces ocurrieron en un lapso de cuatro años: Braves en 1961, Indians en 1963 y los Twins en 1964.

Los cuatro home runs del domingo ante Stammen no solucionan la mediocre temporada de un equipo repleto de expectativas, pero al menos es como una cerveza al final de un mal día.