Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

MLB en México

Jesse Winker y Derek Dietrich, los hombres de la noche en México

Jesse Winker y Derek Dietrich, los hombres de la noche en México

Azael Rodriguez

AFP

Con home runs de los toleteros, los Reds remontaron a los Cardinals y aplanaron el camino para la quinta victoria de la novena durante la temporada.

En el sexto rollo del duelo, Jesse Winker conectó el home run del transitorio empate y que de paso terminó con el no-hitter que se estaba despachando Adam Wainwright hasta el momento. A pesar de la condición complicada que enfrentaron los Reds durante casi dos tercios de partido, el jardinero izquierdo de Cincinnati, explicó que desde el inicio buscó una pelota que le favoreciera para causar daño.

“El pitcher oponente [Adam Wainwright] lanzó un gran juego y en mi plan estaba buscar un buen pitcheo y hacer un contacto duro y gracias a Dios lo logré. Nosotros pudimos batallar bien para ganar en equipo y resolver la victoria” indicó Winker.

Por otra parte, Derek Dietrich, quien se encargó de darle la ventaja a los Reds ─la cual nunca perderían─ con un batazo de cuatro esquinas, se mostró agradecido por tener la oportunidad de aportar a la victoria de su novena pues en la joven campaña es la segunda ocasión que conecta el home run de la victoria para Cincinnati.

“Siempre los home runs son los que ven, pero hay muchas maneras de ayudar a ganar al equipo y me siento muy orgulloso de mi defensa, de poder contribuir en cualquier parte del terreno. Cuando tienes un buen equipo todo el mundo está enfocado en hacer pequeñas cosas que ayudan a ganar”, elaboró el segunda base.

México, un lugar especial para jugar pelota

Ambos peloteros de los Reds concordaron que jugar en México fue especial para ellos por diferentes motivos, entre los que destacan los aficionados, el terreno de juego ─el cual fue cuestionado por personalidades como Matt Carpenter─ y el recinto donde se celebró el encuentro.

“Hicieron un gran trabajo en Monterrey. Este estadio, estas instalaciones, con toda la gente involucrada, creo que todos estamos impresionados. Este es un escenario de primera clase”, expresó Dietrich.

Finalmente, hablaron de la experiencia que fue jugar ante la afición mexicana.

“Todos estaban emocionados por jugar. La multitud fue asombroso, el campo estaba bien. Voy a recordar el camino al estadio, observaba todo alrededor e intentaba absorber todo. Afortunadamente tuvimos la oportunidad de venir. México es un lugar muy divertido, así que estoy feliz con el viaje.

“Los fuegos artificiales [al final del encuentro] me impactaron, no voy a mentir. Jamás lo voy a olvidar”, puntualizó el outfielder Winker.