Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Cincinnati Reds

Luis Castillo es un rayo de esperanza en Cincinnati

Luis Castillo en partido de los Reds

John Minchillo

AP

El derecho dominicano ha sido uno de los pocos puntos brillantes de los Reds en el inicio de campaña.

Nadie, absolutamente nadie en la historia ha ganado el Cy Young luego de dos semanas de temporada. Es una lástima, porque el joven Luis Castillo de los Reds sería un extraordinario candidato.

Los Reds están sumidos en el sótano de Grandes Ligas con un récord de 2-8, pero si se tuviera que destacar algo de Cincinnati durante este paupérrimo inicio de campaña, sería la actuación del dominicano de 26 años, quien ha sido una esmeralda enterrada en un fangoso y fétido pantano.

Después de trabajar siete entradas en blanco con dos hits y ocho ponches en la victoria del martes sobre los Marlins, Castillo puso su foja esta temporada en 1-1 con una obscena efectividad de 0.92, cinco hits, 25 ponches y ocho bases por bolas en 19 innings y dos tercios de labor.

Esos números no solo son buenos. Son históricamente buenos. De acuerdo con STATS, Castillo se convirtió en apenas el segundo lanzador en la era de la pelota viva (desde 1920) en hilvanar tres aperturas con al menos ocho ponches y no más de dos imparables admitidos. ¿El otro? Un tal Randy Johnson en 1997.

Si los números de Castillo no son mejores, ha sido por la falta de apoyo ofensivo, un mal común entre unos Reds que apenas han anotado 35 carreras en los primeros 10 juegos de temporada, 14 de ellas en la victoria de Castillo sobre los Marlines el martes. Es decir, en los otros nueve juegos Cincinnati apenas cruzó la registradora en 21 ocasiones, tres de ellas en las dos salidas previas del dominicano.

Equipado con una recta que alcanza habitualmente las 95 millas que le valió el sobrenombre de “La Piedra” y un devastador cambio de velocidad, Castillo ha sido todo un crucigrama para la oposición, que en 61 turnos apenas acumula cinco imparables en su contra, todos sencillos.

El éxito de Castillo en su tercera temporada no debería ser tan sorprendente, al considerar que tuvo un espectacular cierre la campaña anterior, al compilar registro de 3-1 en sus últimas cinco salidas. Durante septiembre de 2018, el dominicano permitió apenas cuatro carreras limpias en 33 innings de labor, para una efectividad de 1.09.