Washington Nationals

Trevor Rosenthal se acerca a un récord que nadie quiere

Trevor Rosenthal con los Nats

Nick Wass

AP

El veterano relevista de los Nationals podría sufrir el peor inicio para un lanzador en la historia de las Grandes Ligas.

El relevista de los Washington Nationals ha tenido un inicio de temporada tan malo con su nuevo equipo que está peligrosamente cerca de adueñarse de un récord que nadie quiere y ser capaz de contar una historia que nadie quiere presumir.

La tarde del miércoles, el derecho de 28 años se enfrentó a dos bateadores ─Maikel Franco y Scott Kingery ─de los Philadelphia Phillies, regaló dos bases por bola y, eventualmente, ambos corredores anotaron. ¿No es más que una mala salida, cierto?

Falso.

Una vez Kingery pisó el plato se convirtió en la séptima carrera que admite Rosenthal en lo que va de temporada. Se ha enfrentado a siete enemigos.

Así es, Rosenthal no ha retirado a ninguno de los siete bateadores que ha enfrentado en lo que va del año, otorgando cuatro hits, tres bases por bolas y siete carreras limpias sin registrar un solo out. Por extraño que parezca, hay alguien que lo hizo peor.

El récord de la mayor cantidad de bateadores enfrentados en una temporada sin registrar un out y que todos los enemigos anoten le pertenece a Bob Kammyer, de los New York Yankees en 1979. Si usted se está preguntando ¿Quién es Kammyer? Es quizá porque esos ocho enemigos que enfrentó fueron los últimos de una efímera carrera de dos años.

A diferencia de Rosenthal, quien ha logrado su paupérrima hazaña a lo largo de tres apariciones, Kammyer incrementó el grado de dificultad al hacerlo en una sola. En su único juego de la temporada de 1979, Kammyer ingresó en la cuarta entrada, permitió siete hits ─dos home runs─ y golpeó a un enemigo. Su efectividad esa campaña es, desde luego, de infinito.

A diferencia de Kammyer, Rosenthal tiene una excusa. El extaponero de los St. Louis Cardinals se perdió toda la campaña anterior recuperándose de una operación de Tommy John y los problemas de confianza, velocidad y control son más que evidentes.

Con apenas 28 años, una recta que aún alcanza las 100 millas de manera habitual y un historial que incluye dos campañas de al menos 45 salvamentos, Rosenthal tiene argumentos para merecer una nueva oportunidad y el voto de confianza del manager Dave Martinez. O un lugar en la historia.