New York Mets

Jacob deGrom empata récord de pitcheo para un abridor

Jacob deGrom en el dugout de los Mets

Mark Brown

AFP

El lanzador de los Mets está encendido y sigue demostrándole a la organización neoyorquina que su extensión de contrato fue más que merecida.

Es muy temprano en la temporada y Jacob deGrom solo ha tenido dos aperturas en la campaña, pero lo que ha hecho en ese par de encuentros ya lo perfila para ser uno de los candidatos más sólidos para quedarse con el Cy Young.

Con su victoria sobre los Marlins el pasado miércoles por marcador de 6-4, el originario de DeLand, Florida, igualó el récord de más aperturas consecutivas de calidad ─26─, que le pertenecía a Bob Gibson. El otrora lanzador de los Cardinals consiguió el hito entre septiembre de 1967 y julio de 1968. En caso de que deGrom sume otra salida con estas características ─al menos seis innings lanzados y un máximo de tres carreras limpias permitidas─ en la visita de los Twins al Citi Field, se apropiará en solitario de la marca.

Además, en el Opening Day dejó atrás a Jake Arrieta en el primer puesto de más partidos consecutivos con menos de tres carreras permitidas. El pitcher de los Cubs lo hizo durante 29 partidos entre 2015 y 2016 y deGrom lo ha hecho durante 30 encuentros consecutivos.

Un arranque de otro mundo

Pero no solo se trata del récord alcanzado por el pitcher de los Mets, sino las actuaciones dominantes que ha tenido durante esta temporada. En el primer duelo de la campaña, donde  enfrentó a los Nats, lanzó seis entradas completas, recibió cinco hits, dio un pasaporte, no permitió carreras y, además, repartió 10 ponches.

Seis días después, frente a Miami, trabajó siete entradas y mejoró aún más sus estadísticas; recibió tres imparables, dio una base por bolas, no hubo anotaciones en su contra y ponchó a 14 toleteros.