Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Sudamericana

Messi, lesionado, es el mejor

Estados Unidos

Medio cojo y renqueante, con arruguitas que han venido para quedarse, allí estaba el más grande, el de Rosario, viendo la pelota antes de lanzar la falta contra el Espanyol.

Un Espanyol que le sabe jugar al Barcelona, pero como siempre, si no hay nadie que meta gol, poco se puede hacer. Si no metes un gol al Barcelona, seguro que no le ganas.

Pues eso, una falta muy cerca de la frontal, una falta que es imposible superar la barrera y que luego vuelva a caer sin que el portero no la bloque.

A Messi le gusta la palabra imposible.

No sé si el verbo es acariciar, empujar, elevar, chutar, pegar, acompañar... no lo sé, porque lo que hizo solo lo hace él. Cada fin de semana. Menos con la selección claro.

Si fuera de cualquier otro equipo, sería de Messi, no del Barça necesariamente, pero sería de Messi, como fuí de Van Basten, como fui de Baggio.

No todos los días, cuando uno disfruta de Messi, acepta que forma parte de la historia de forma pasiva, pero también formamos parte.

Ah, por cierto, que haya alguien que diga que el gol de ayer no es de Messi, sino del defensa, es mejor que se dedique a otro deporte.

0 Comentarios

Normas Mostrar