LA Galaxy

Ibra y su relación con la prensa a un año de llegar al LA Galaxy

Detalles y momentos de la interacción de Ibrahimovic con los medios en cada entrenamiento durante su primer año con LA Galaxy.

Este fin de semana, se cumple un año de la pomposa llegada de Zlatan Ibrahimovic a la MLS con LA Galaxy. Son desde entonces 2 mil 233 minutos, 23 goles y 10 asistencias. Además de un sinnúmero de entrevistas, apariciones en televisión nacional, titulares, etc.

Pero lo que a muchos se les escapa es el ‘León’ de semana a semana, el de los entrenamientos, el de las bromas constantes con la prensa que cubre a su equipo.

Desde su propia presentación Ibra tiró sus acostumbradas frases. “Soy como Benjamin Button”, aseguró aquel día para hacer referencia a su edad y a lo bien que se sentía.

Un concepto más que comprobado cuando en 20 minutos de su debut al día siguiente, marcó dos goles, le dio la vuelta al primer clásico en LA y le dejó en claro al mundo que estaba de vuelta tras la dolorosa lesión en la rodilla. Su conclusión: “Toda historia tiene un buen final… Y un buen principio, recuerden eso”, tiró.

Desde entonces, el personaje, el futbolista, el arrollador carácter ha estado en las buenas y en las no tanto, listo como uno de los objetivos de cada participación de la prensa tras los entrenamientos.

Ibra ha hablado cada semana que está elegible para jugar. Y a excepción de uno, en todos los partidos que como local ha disputado su equipo, incluso durante la cuesta abajo con la que se cerró 2018.

Se encaró con algunos y como es su costumbre, dejó en claro que él es diferente. “Somos como naranjas, ustedes nos exprimen hasta que nos terminan y luego buscan otra naranja. Pero le aseguro que esta naranja no se acaba”, lanzó en medio de una interacción con AS USA entorno a su imagen en el seleccionado de su país.

Ibra mostró su cansancio justo antes del Mundial de Rusia, por las constantes preguntas entorno a la situación de Giovani y Jonathan dos Santos. En forma sarcástica pidió no hacer más interrogantes al respecto y cuando una reportera se retiró de la conversación, con una gran sonrisa le dejó saber que entendía su retirada como una reacción a que no podría preguntar más por los hermanos.

Las ha respondido todas, las buenas de buena manera, las no tanto de no tan buena manera. Pero ha estado disponible, ha recibido a los medios, ha saludado con cordialidad, ha bromeado con los reporteros, ha aceptado bromas y ha reconocido en ambientes nacionales a quienes le siguen la pista semana tras semana al LA Galaxy.

Para su cumpleaños, Ibra recibió como regalo de los medios un bastón para caminar. Abordó la broma con gracia, e incluso se sabe que no se ha deshecho del detalle, del que dijo: “algún día será útil”.

Zlatan no ha dejado de ser él mismo, mucho menos ante las visitas de periodistas de su país con quienes es claro tiene una relación tensa porque el goleador considera que los medios en Suiza deberían concentrarse más en destacar las historias positivas y valorar los logros de su gente y no en dividir con rótulos y prejuicios.

En definitiva, se cumple un año de goles, asistencias, titulares, frases a remarcar, un personaje ‘que no se come a la figura’. Un año del delantero que pasó de un contrato por debajo del rótulo de Jugador Franquicia al mejor pago de MLS.

Arranca ahora el año en el que el ‘León Sueco’ espera poder ganar un título como en todas partes donde ha rugido y en sus propias palabras ‘romper todos los récords’. Par quienes siguen dudando de él, Ibra dejó mensajes también durante estos meses. “Me los como en a cena”.

0 Comentarios

Normas Mostrar