Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Sudamericana
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

Copa Libertadores
Copa Sudamericana

Aquí solo football

La NFL acierta y revisará las interferencias

Sean Payton en la Reunión Anual de la NFL

Matt York

AP

Es un pequeño triunfo para el coach Sean Payton, tras una gran derrota hace tres meses, cuando los Saints fueron eliminados por Rams en el Campeonato de la NFC.

La NFL lo hizo de nuevo. Y lo hizo bien.

Liderado por el coach Sean Payton, el Comité de Competencia de la liga aprobó que en la campaña 2019 las interferencias de pase, ofensivas y defensivas, sean sujetas a revisión, se hayan marcado o no por los oficiales.

Es un pequeño triunfo para Payton, tras una gran derrota hace tres meses, cuando sus New Orleans Saints fueron apuñalados por los oficiales y eventualmente eliminados por Los Angeles Rams en el Juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional.

Aquella (hoy infame y) flagrante interferencia de pase que no marcaron los oficiales y que le habría dado primero y gol a los Saints a menos de dos minutos del final del tiempo regular, muy probablemente significaba el boleto al Super Bowl.

Desde entonces, Payton no paró en sus justificadas quejas ni quitó el dedo del renglón, exigiéndole a la NFL cambiar las reglas.

Y lo logró.

Treinta y una de las 32 franquicias (¿en qué estaban pensando los Cincinnati Bengals?) votaron a favor de que ahora los coaches puedan retar con el pañuelo rojo las interferencias de pase, la jugada más polémica en cualquier juego de football. Porque prácticamente en todos los pases tanto el jugador defensivo como el ofensivo hacen contacto con el rival en busca del balón o de tener mejor posición para atraparlo.

Y los oficiales se van a equivocar. Eso es inevitable.

¿Esto resolverá todos los problemas? ¿Esto nos llevará a la perfección? Ya lo dice el viejo dicho: no dejes que la perfección se interponga en el camino de la mejora”, dijo el comisionado Roger Goodell. “Es una evolución muy natural y, obviamente, una cosa muy positiva”.

Creemos que fue un buen cambio”, dijo Payton. “Estamos tratando de abordar las dos faltas que más impactan en los juegos”.

Porque lo que pasó aquella tarde tarde en New Orleans realmente impactó no sólo al Campeonato de la NFC sino al juego más importante del año.

¿Habría sido igual de insípido el Super Bowl con Drew Brees y Payton ante Tom Brady y Bill Belichick? Obvio, jamás lo sabremos, pero dudo mucho que hubiera sido peor que lo que vimos en febrero en Atlanta, donde los jóvenes Rams se paralizaron con el pánico escénico.

Y todo gracias a una no-llamada de los oficiales.

Esto es lo que quería que sucediera”, dijo la dueña de los Saints, Gayle Benson. “No volverá a pasar”.

Personalmente creo que fue el hecho de que todos los equipos lo querían, y la liga lo quería”, agregó Goodell. “La repetición es lo correcto. Nuestro trabajo es hacer lo correcto y deberíamos usar todos los medios disponibles para hacerlo bien. La repetición es un gran medio para poder hacerlo”.

También habrá revisiones en la repetición instantánea en intercambios de balón negados por un castigo y en conversiones de dos puntos o intentos de punto extra.

Por el momento, la liga aprobó que estas nuevas reglas sean implementadas exclusivamente en la temporada 2019. Pero sabemos que si la cosa funciona, llegaron para quedarse.

La interferencia de pase sí es la jugada que más impacta en un juego de la NFL. Estos castigos ─según data de la propia liga─ representaron 70 por ciento de las faltas con mayor impacto en la posibilidad de ganar entre las temporadas 2016 y 2018.

En total, 24 de las 50 llamadas equivocadas más frecuentes fueron interferencias de pase, y la que normalmente no se marca es la que comete el jugador ofensivo.

Eso puede cambiar muy pronto.

Porque la NFL lo hizo de nuevo. Y lo hizo bien.