Competición
  • Champions League

New England Patriots

Rob Gronkowski, ¿el mejor tight end en la historia de la NFL?

Entonces, ¿es Gronkowski el mejor tight end de la historia?

Getty Images

En su posición, 'Gronk' es el mejor de su generación, pero habrá que revisar un poco de historia para ubicar al ahora ex miembro de los Patriots.

Estados Unidos

Ron Kramer, quien jugó de 1957 a 1964 con los Green Bay Packers (1965-67 en Detroit), es considerado por muchos historiadores como el primer tight end de la era moderna: un sexto liniero ofensivo, capaz de correr rutas como receptor y ser un objetivo más en el ataque aéreo.

Pero fue Mike Ditka quien revolucionó la posición.

En 1961, su campaña de novato con los Chicago Bears, “Iron Mike” atrapó 56 pases, sumó 1,076 yardas y 12 touchdowns, números que le valieron ser invitado al primero de sus cinco Pro Bowl consecutivos.

Ditka no sólo tenía el tamaño y la fuerza para ayudar al ataque terrestre, sino buenas manos y, sobre todo, velocidad, quizá el atributo que le cambió para siempre la cara a la posición de tight end.

En 1964 tuvo 75 recepciones, un récord para la posición que duró 16 años. En 1988, Ditka se convirtió en el primer tight end entronizado en el Salón de la Fama.

John Mackey, un contemporáneo de Ditka que jugó de 1963 a 1971 con los Baltimore Colts, fue otro tight end notable en una época en la que correr era la norma.

En la década de los 70, el tight end dominante fue Dave Casper, quien jugó de 1974 a 1980 con los Oakland Raiders (más tarde con los Houston Oilers, Minnesota Vikings y Los Angeles Raiders).

El “Ghost”, como era conocido, era un estupendo bloqueador, pero es reconocido como el primer tight end capaz de correr cualquier ruta en el campo, mejor que muchos receptores de antes y después de su época.

Casper terminó su carrera con 378 recepciones, 5,216 yardas, 52 touchdowns y cinco Pro Bowls en fila.

En 1978 y 79 la NFL cambió su libro de reglas en favor -claro- de las ofensivas. Los tight ends dejarían de ser sujetados en la línea de scrimmage y nadie sacó más ventaja a esta nueva regla que los San Diego Chargers con Kellen Winslow.

Porque no había un solo linebacker o safety que pudiera con Winslow, líder de la NFL en 1980 y 81 con 89 y 88 recepciones, respectivamente, y segundo con 54 en 1982, temporada que fue más corta debido a una huelga de la Asociación de Jugadores.

En 1981, Winslow empató un récord de la NFL con cinco recepciones de touchdown ante los Raiders.

Pero el momento que define la carrera de Winslow fue el Juego Divisional de 1981 ante los Miami Dolphins, cuando atrapó 13 pases para 166 yardas y bloqueó un gol de campo al final del tiempo regular. Los Chargers ganaron ese épico partido 41-38 en tiempo extra y sus compañeros tuvieron que cargar a Winslow para sacarlo del campo.

Winslow entró al Salón de la Fama en 1995; registró 541 recepciones, 6,741 yardas y 45 touchdowns.

Ozzie Newsome pasó toda su carrera (1978-1990) con los Cleveland Browns y cuando se retiró era el líder de todos los tiempos entre los tight ends con 662 recepciones y 7,980 yardas. Su busto en el Salón de la Fama fue develado en 1999.

Shannon Sharpe (1990-99, 2002-03 Denver Broncos, 2000-01 Baltimore Ravens) dominó en los 90 y también se retiró como líder entre los tight ends con 815 recepciones, 10,060 yardas y 62 touchdowns. Cinco veces fue nombrado All-Pro, ocho veces Pro Bowler y en cuatro campañas jugó en tres equipos que ganaron el Super Bowl.

Tony Gonzalez, quien jugó por última vez en la NFL en 2013, tiene un lugar seguro en Canton con sus 15,127 yardas (primer lugar de la historia), 111 touchdowns (segundo) y 31 juegos de 100 yardas (primero), entre otras estadísticas reinas de la posición.

Jason Witten (Dallas, 12,448), Antonio Gates (Chargers, 11,841) y Jackie Smith (Saint Louis Cardinals, Dallas, 7,918) son otros que están en el Top 6 histórico de los tight ends en cuanto a yardas.

Entonces, ¿es Rob Gronkowski el mejor tight end de la historia?

Por supuesto que no. Ni cerca.

Gronk se retira (si es que se retira) como séptimo en cuanto a yardas (7,861), tercero en touchdowns (79) y segundo en juegos de 100 yardas (28).

Gronkowski está en el Top 10 de la posición, eso no está a discusión, y es el mejor de su generación, pero Ditka y Winslow revolucionaron la posición y Gonzalez, Witten, Gates, Sharpe y Newsome fueron más duraderos y productivos que Gronk.

Mención honorífica para Mark Bavaro, Todd Christensen y Jay Novacek, otros tres grandes tight ends.

Porque la NFL no comenzó en 2001.

De nada, millennials.