Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
  • Liga Chilena
Liga Ascenso MX Apertura
FINALIZADO
Atlético Zacatepec Atlético Zacatepec ZAC

2

Mineros Mineros MIN

0

FINALIZADO
Cafetaleros Cafetaleros CAF

3

Atlante Atlante ATE

0

Masters 1000 Cincinnati
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 3 3
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
3 6 6
WTA Cincinnati
FINALIZADO
ashleigh_barty Ashleigh Barty Ashleigh Barty
2 4
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
6 6
FINALIZADO
madison_keys Madison Keys Madison Keys
7 6
sofia_kenin Sofia Kenin Sofia Kenin
5 4

Grandes Ligas

Seis equipos tendrán un coach debutante en inicio de la MLB

Seis equipos tendrán un coach debutante en inicio de la MLB

ETIENNE LAURENT

EFE

Solo uno de los managers contratados para la campaña 2019 de las Grandes Ligas tiene experiencia previa en el cargo.

El boricua Alex Cora marcó la pauta al llevar a los Boston Red Sox al campeonato en su primer año como manager de Grandes Ligas. Aaron Boone también llevó a los Yankees a playoffs en su primera temporada como piloto.

Tal vez ese sea el camino al éxito y un puñado de equipos demostraron estar dispuestos a darle a la fórmula una oportunidad en esta nueva campaña.

La temporada regular, que inicia el jueves, contará con seis equipos que estrenan un nuevo timón en la caseta. Todos, salvo Brad Ausmus con los Angels, tendrán su primera oportunidad de estar al frente de una novena, y el único objetivo es replicar el éxito que gozaron Cora y Boone el año pasado.

Solo hay un pequeño problema.

Cora y Boone llegaron a hacerse cargo de dos conjuntos establecidos, con una nómina aparentemente interminable y con aspiraciones perpetuas de campeonato. Los managers debutantes en 2019 difícilmente pueden jactarse de una situación similar.

Los managers que debutan en el 2019

En Cincinnati, David Bell inicia su camino como manager de Grandes Ligas tomando las riendas de una franquicia que promedia más de 95 derrotas en los últimos cuatro años y si bien los Reds (67-95) hicieron una serie de importantes movimientos previos al inicio de la temporada con la llegada de jugadores de la talla de Matt Kemp, Yasiel Puig y Sonny Gray, sumar su primera temporada ganadora desde 2013 vendría como una enorme sorpresa.

Tanto el abuelo como el padre de Bell jugaron en su época con los Reds, por lo que David, de 46 años, llega con una presión aumentada por entregar resultados tangibles de inmediato. Desde luego que con un plantel reforzado y la vara tan baja que dejaron sus antecesores Bryan Price y Jim Riggleman no será difícil inyectar un poco de optimismo en Cincinnati.

En Baltimore los Orioles (47-115) continuaron con su reconstrucción, por no llamarle destrucción, con la salida del timonel Buck Showalter luego de ocho temporadas y tres viajes a playoffs. Su lugar al frente de un equipo que sumó 115 derrotas en 2018 lo ocupa Brandon Hyde.

Hyde tendrá una tarea cuesta arriba con un equipo que además de su paupérrimo récord la campaña anterior no se reforzó y en cambio perdió ahora a Adam Jones y Caleb Joseph en la agencia libre. Baltimore espera que la experiencia de Hyde al lado de managers como Joe Maddon y Rick Renteria ayude a acelerar lo más posible la renovación de la franquicia.

También en la costa este, pero al norte de la frontera, los Toronto Blue Jays (73-89) intentan inyectarle un poco de vida a un plantel que no hace mucho llegó se quedó en la antesala de la Serie Mundial en dos campañas seguidas y ha pasado los últimos dos años más cerca del sótano que de la cima de la competida Este de la Liga Americana.

El responsable de la transformación será Charlie Montoyo, un puertorriqueño egresado de la escuela de managers poco convencionales en la que se ha convertido la organización de los Rays de Tampa Bay, con quienes estuvo ocho años al frente de la filial Triple-A y fue coach de banca y de tercera base con Kevin Cash.

Su amplia experiencia trabajando con jóvenes le podría ser muy útil a los Blue Jays que cuentan entre sus filas con el máximo prospecto de todo el béisbol en el dominicano Vladimir Guerrero Jr.

En Texas, Chris Woodward llega con la experiencia de haber sido coach de tercera base en las últimas dos Series Mundiales con los Dodgers para intentar cambiarle el rumbo a unos Rangers (67-95) que marchan en reversa desde su última aparición en playoffs hace tres años.

Un versátil jugador durante sus siete temporadas como pelotero de Grands Ligas, Woodward tendrá que echar mano de todos sus recursos para buscar el éxito con uno de los planteles más jóvenes de Grandes Ligas.

De los nuevos managers para esta campaña, el que mayores posibilidades de éxito tiene, es también el más joven de la camada. Los Minnesota Twins (78-84) contrataron a Rocco Baldelli de 37 años para reemplazar a Paul Molitor tan solo un año después de llevar al equipo a postemporada.

Baldelli, quien fuera uno de los máximos prospectos de Grandes Ligas, y uno de los más lesionados, intentará finalmente establecerse en la Gran Carpa como timonel. Difícilmente pudo iniciar en una mejor situación. Los Twins se reforzaron para esta campaña con el toletero Nelson Cruz, el versátil Marwin González y el zurdo Martín Pérez con la ilusión de competir en una División Central en donde solo un equipo finalizó con récord ganador en 2018. Las posibilidades de Baldelli en Minnesota son buenas, pero el joven piloto debe demostrar que está a la altura del desafío.

Ausmus, el único con experiencia previa

El único de los managers que estrena equipo y cuenta con experiencia previa en el cargo es Brad Ausmus, quien llega a los Angels (80-82) después de pasar cuatro inconsistentes temporadas con los Tigers (314-332) entre 2014 y 2017. El exreceptor de Grandes Ligas tomará el lugar de otro cátcher en la caseta de Los Ángeles, Mike Scioscia, quien estuvo al frente del equipo durante 19 temporadas y guio a la novena a siete apariciones en playoffs, incluyendo su único campeonato en 2002.

Ausmus, quien ya tuvo el privilegio de trabajar con uno de los mejores bateadores de la historia en Miguel Cabrera, tendrá una oportunidad similar en el sur de California con Mike Trout, quien recién firmó una histórica extensión de contrato.

De Ausmus depende en buena medida que los Angels no sigan desperdiciando el talento de Trout, quien durante sus siete temporadas y media en Grandes Ligas solo tiene una aparición en playoffs.