US SOCCER

Afición de USA deja de apoyar a la USMNT por malos resultados

Las asistencias a los juegos de la selección de Estados Unidos han caído un 11% entre el ciclo mundialista de 201/2014 y el ciclo de 2014-2018.

Twitter: @USMNT

Las asistencias a los juegos de la selección de Estados Unidos han caído un 11% entre el ciclo mundialista de 201/2014 y el ciclo de 2014-2018.

Estados Unidos

En los últimos cuatro años la selección de Estados Unidos entró en una caída deportiva, misma que los llevó a quedar fuera de la Copa del Mundo de Rusia 2018, pero lo más importante es que esta caída se reflejó en la desilusión de los fanáticos que lo reflejaron en las gradas.

Según datos de World Soccer Talk,el promedio de asistencia rumbo a Brasil 2014 fue de 36, 697 espectadores por partido en 43 juegos disputados, mientras que para el mundial de Rusia el promedio fue de 32 mil por juego, esto a pesar de tener un encuentro más que en el ciclo mundialista anterior.

Debido a las malas entradas la Federación de US decidió recurrir a estadios con menor aforo, esto con la idea de poder mencionar que se vendieron todas las localidades para el encuentro, pero la realidad es que en estos momentos no pueden recurrir a estadios de la NFL como el Dallas Stadium, ya que no lo llenarían.

De 2014 a 2017 se registraron seis encuentros donde la asistencia no fue mayor a 10 mil espectadores, mismo que si comparamos con el ciclo anterior sólo se jugó uno con tan poca asistencia.

Actualidad

La caída en las taquillas sigue bajando ya que en 2018 se registraron las peores entradas a los estadios para la selección de USA desde 2006. Sí se hace un promedio del 2018 a la fecha se estaría hablando de 21,315 espectadores por partido en nueve encuentros que se han disputado.

Juegos que han sido contra grandes selecciones como Brasil, Colombia y México, por mencionar algunos; la disminución entre estos 9 partidos con el ciclo anterior tiene una caída de un 34% por lo que la Federación de Fútbol de US deberá implementar alguna dinámica nueva para que la gente vuelva a los estadios.

Al arrancar 2019 se jugó en el University of Phoenix Stadium, casa de Arizona Cardinals, donde se esperaba que al ser el primer partido del ciclo de Gregg Berhalter la gente fuera a apoyar el nuevo ciclo mundialista, lamentablemente la entrada fue de 9 mil espectadores para un estadio de 63,400 localidades.