Atletismo

Primera guatemalteca maya en correr Maratón de Los Ángeles

Primera guatemalteca maya en correr Maratón de Los Ángeles

Felipe Chacon

EFE

María del Carmen Tun Cho de 46 años se convirtió en la primera mujer guatemalteca maya en correr el maratón de Los Ángeles. Recorrió 26 millas en 4 horas y 47 minutos.

Estados Unidos

El domingo 24 de marzo María del Carmen Tun Cho se convirtió en la primera mujer indígena de Guatemala en correr el Maratón de Los Ángeles. Con 46 años de edad recorrió 26 millas con todo y traje típico y guaraches, lo cual ha despertado una enorme admiración entre los demás competidores, quienes después del recorrido se acercaron para apoyarla y aplaudir sus esfuerzos.

La mujer guatemalteca terminó su recorrido en un tiempo de 4 horas, 47 minutos y 22 segundos, por lo que cruzó la meta en el puesto 6,919 y el 1,905 entre las mujeres. Fueron más de 24, 000 los atletas participantes, y más de 60 países tuvieron participación en la 34 edición del Maratón de Los Ángeles.

Después del recorrido, la nativa de la comunidad q'eqchi dio un mensaje contundente sobre las mujeres. "Las mujeres tenemos mucho que dar, sin importar la edad que tengamos, o la raza, o si somos del campo o la ciudad", sentenció. 

María del Carmen se inició en el atletismo hace tres años, al participar en la carrera Ak' Wank, competencia que se realiza en su país de origen y a la que fue dispuesta a llevar el mensaje de reivindicar los derechos de la mujer.

Esta no es la única vez que ha salido de su país, pues su lucha por los derechos de la mujer la han llevado a cruzar continentes, ya que en 2018 también participó en un maratón llevado a cabo en España.

En entrevista para EFE, Tun Cho se mostró orgullosa de poder participar en esta competición. "Para mí, participar ya es un triunfo porque he podido enseñar que una mujer puede hacer muchas cosas si se lo propone".

Preparación 

La atleta indígena también hizo saber que le es complicado tener el mismo rendimiento que el resto de los competidores, pues su preparación y alimentación se ve limitada por su estilo de vida, ya que entre los trabajos en el campo y lo quehaceres del hogar, no tiene el tiempo necesario para poder entrenar. Todo esto, aunado a que su alimentación consiste en frijoles, hierbitas, tomate y chile.