Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Serie A
  • Liga Chilena
Premier League
Liga Ascenso MX Apertura
FINALIZADO
Celaya Celaya CEL

4

Universidad de Colima Universidad de Colima UCO

0

MLB

Marlins, Royals y Orioles, equipos de la MLB en reconstrucción

Derek Jeter como CEO de los Marlins

Mike Ehrmann

Getty Images

Cada año, hay un puñado de equipos que inician prácticamente desahuciados y esta temporada no es la excepción.

El fundador de los Juegos Olímpicos modernos Pierre de Coubertain dijo: “Lo más importante del deporte no es ganar, sino participar”, muchos equipos de Grandes Ligas se tomaron la declaración al pie de la letra.

Fue la segunda parte de la frase ─“Porque lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse por conseguirlo”─ la que no les llegó en el memo.

Para la nueva temporada de Grandes Ligas, hay un puñado de equipos que van a participar sabiendo bien que sus posibilidades de triunfo son prácticamente nulas. Y, para desdén de las palabras del barón francés, no se esforzarán mucho por conseguir el éxito.

La campaña pasada hubo ocho equipos ─Orioles, TIgers, White Sox, Royals, Rangers, Marlins, Reds y Padres─ que acumularon 95 derrotas cada uno y para esta temporada el panorama no es mucho más alentador para la mayoría de ellos.

Esas ocho novenas se encuentran en proyectos de renovación a largo plazo que están, actualmente, en distintas etapas. Cincinnati, por ejemplo, tuvo una agencia libre activa con las llegadas de Matt Kemp, Yasiel Puig, Sonny Gray y Tanner Roark, movimientos suficientes para ─en el papel─ mejorar su récord de 67-95, pero podrían no ser suficientes para dejar el sótano de una División Central de la Liga Nacional plagada de talento.

En contraste, los Orioles ─poseedores del peor registro de Grandes Ligas la campaña anterior con 47-115─ que en distintos puntos de la temporada pasada perdieron a Manny Machado, Jonathan Schoop, Kevin Gausman y Zach Britton, también vieron partir este año a Adam Jones, Tim Beckham y Caleb Joseph. Sin un solo prospecto dentro de los 50 mejores de Grandes Ligas, es muy probable que Baltimore solo empeore antes de mejorar.

Los Royals (58-104) van un poco más avanzados en su renovación con jóvenes atractivos como Adalberto Mondesí y el toletero Ryan O’Hearn, pero la ausencia de una rotación competitiva, aunada con la lesión del líder del equipo Salvador Pérez, podrían resultar en otro año con 100 derrotas.

Muchos están al pendiente de los Marlins en el segundo año de gestión de Derek Jeter como presidente.

En sus más de 12,600 viajes al plato como profesional, Jeter siempre llegó a la caja de bateo con un plan, casi siempre exitoso. Ahora como uno de los propietarios del equipo, no es la excepción, salvo que aquí no hay margen de error. El futuro a largo plazo de la franquicia depende de que este plan de Jeter tenga éxito.

Luego de una temporada de 63-98, los Marlins siguen haciendo lo mínimo en la agencia libre mientras continúan reforzando su sistema de sucursales. En ese sentido, la pretemporada de Miami fue un logro con la llegada de los prospectos cubanos Víctor Mesa y Víctor Víctor Mesa, así como la camada de jugadores que adquirieron en el canje por J.T. Realmuto.

Si algo se puede decir de la gestión de Jeter hasta el momento es que los Marlins juegan duro, pero eso no siempre se traduce en triunfos y otras 90 derrotas los esperarían en el horizonte cercano.

Si bien Reds y Padres hicieron los movimientos suficientes para aspirar a salir del club de las 95 derrotas, equipos como Toronto y Seattle podrían fácilmente ocupar su lugar debido al éxodo de figuras en las respectivas franquicias, dejando el número de equipos no competitivos en ocho.

Con una cuarta parte de la liga sin aspiraciones de triunfo, el comisionado Rob Manfred y la cúpula de Grandes Ligas tienen una enorme tarea frente a ellos, en su intento por ofrecer un producto atractivo a las nuevas generaciones. ¿Cómo se puede vender un deporte en donde uno de cada cuatro equipos inicia desahuciado?

El balance competitivo está ponchado.