Cine

La razón por la que Emma Thompson salió de Luck

La actriz dio a conocer la decisión que tomó sobre abandonar la próxima película animada producida por Skydance Animation

Getty Images

La actriz dio a conocer la decisión que tomó sobre abandonar la próxima película animada producida por Skydance Animation

Estados Unidos

Luego de que la actriz, Emma Thompson, había aceptado prestar su voz a uno de los personajes de Luck, la próxima película de Skydance Animation, cambió de opinión y tomó la decisión de dejar el proyecto tras anunciarse que John Lasseter se uniría al proyecto como jefe de animación, a pesar que ya había iniciado con algunas grabaciones. 

La estrella británica compartió las razones por las que dejó el proyecto a medias a través de un comunicado que publicó Los Ángeles Times.

"Me parece muy extraño que usted y su compañía consideren contratar a alguien con el patrón de mala conducta del Sr. Lasseter, dado el clima actual en el que se puede esperar razonablemente que la gente con el tipo de poder que usted tiene esté a la altura", dijo Thompson en el escrito. 

Lasseter trabajó con Pixar, dirigió las cintas animadas: Toy Story (1995), Bichos (1998), Toy Story 2 (1999), Cars (2006) y Cars 2 (2011);sin embargo, terminó su relación laboral en noviembre de 2017, luego de múltiples denuncias que recibió por comportamiento inapropiado.

Cabe mencionar que Emma no fue la única que desaprobó la contratación de John, también Mireille Soria, jefa de Paramount Animation, señaló que no trabajará con ellos mientras Lasseter esté en su equipo.

La carta completa:

Como saben, me he retirado de la producción de “Luck” — que será dirigida por el maravilloso Alessandro Carloni. Me resulta muy extraño que usted y su compañía consideren la posibilidad de contratar a alguien con el patrón de mala conducta del Sr. Lasseter dado el clima actual en el que las personas con el tipo de poder que usted tiene razonablemente pueden asumir responsabilidad.

Me doy cuenta de que la situación —que involucra a muchos seres humanos— es complicada. Sin embargo estas son las preguntas que me gustaría hacer:

- Si un hombre ha estado tocando a las mujeres de manera inapropiada durante décadas, ¿por qué querría una mujer trabajar para él si la única razón por la que no las está tocando de manera inapropiada ahora es que en su contrato dice que debe comportarse “profesionalmente”?

- Si un hombre ha hecho que las mujeres de sus empresas se sientan infravaloradas e irrespetadas durante décadas, ¿por qué las mujeres de su nueva compañía deberían pensar que cualquier respeto que les demuestre es algo más que un acto que se le ha requerido interpretar por su entrenador, su terapeuta y su acuerdo de empleado? El mensaje parece ser: “Estoy aprendiendo a sentir respeto por las mujeres, así que tenga paciencia mientras trabajo en ello. No es fácil.”

- Mucho se ha dicho acerca de darle a John Lasseter una “segunda oportunidad”. Pero se le está pagando millones de dólares para recibir esa segunda oportunidad. ¿Cuánto dinero le están pagando a los empleados de Skydance para DARLE esa segunda oportunidad?

- Si John Lasseter fundara su propia compañía, entonces todos los empleados tendrían la oportunidad de elegir si le darían o no una segunda oportunidad. Pero cualquier empleado de Skydance que no quiera darle una segunda oportunidad debe quedarse y sentirse incómodo o perder su empleo. ¿No debería ser John Lasseter quién tiene que perder SU trabajo si los empleados no quieren darle una segunda oportunidad?

- Skydance ha revelado que ninguna mujer recibió una compensación de Pixar o Disney como resultado de ser acosada por John Lasseter. Pero teniendo en cuenta todos los abusos que se han acumulado en las mujeres que se han presentado para hacer acusaciones contra hombres poderosos, ¿realmente creemos que ninguna compensación significa que no hubo hostigamiento ni un ambiente de trabajo hóstil? ¿Se supone que debemos sentirnos reconfortados de que las mujeres que sienten que sus carreras se desviaron al trabajar para Lasseter NO recibieron dinero?

Espero que estas preguntas hagan comprensible el nivel de mi inconformidad. Lamento tener que apartarme porque amo a Alessandro y creo que es un director increíblemente creativo. Pero sólo puedo hacer lo que se siente bien durante estos tiempos difíciles de transición y asenso de la conciencia colectiva.

Soy consciente de que siglos de derecho a los cuerpos de las mujeres, les guste o no, no cambiarán de la noche a la mañana. O en un año. Pero también soy consciente de que si las personas que han alzado la voz —como yo— no toman este tipo de postura, es muy poco probable que las cosas cambien al ritmo que se necesita para proteger a la generación de mi hija.