Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Chilena

La Liga

La Liga no da por perdido su partido en Estados Unidos

Javier Tebas, presidente de LaLiga

EUROPA PRESS

EUROPA PRESS

El presidente de la competencia, Javier Tebas, espera que la justicia española otorgue la razón a La Liga para autorizar, desde la vía legal, el primer partido oficial fuera de España.

Estados Unidos

El 26 de enero de 2019, LaLiga había pactado su primer partido fuera de territorio español. El histórico encuentro tendría como contendientes al Girona, que cedería una fecha como local en Montilivi, con las pérdidas en taquilla y abonos que eso acarrearía, ante el FC Barcelona, en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, a partir de las 14:45 horas, tiempo local. Sin embargo, la iniciativa sufrió un revés debido a la reticencia de la Real Federación Española de Fútbol, dirigida por Luis Rubiales, la Asociación de Futbolistas Españoles e, incluso, la FIFA, que arguyó a su Reglamento de Partidos Internacionales para vetar el cotejo. “Las competencias locales sólo pueden celebrar partidos dentro de su territorio nacional”, reza el estatuto de la Federación Internacional.

La diatriba abrió una sórdida guerra civil en la estructura del fútbol español. El pasado 11 de noviembre de 2018, LaLiga presentó una demanda contra la RFEF ante el Juzgado de lo Mercantil, en Madrid, para reclamar su derecho de celebrar el encuentro. Con el trámite judicial aún en proceso, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, expresó su confianza en que la demanda satisfaga a los intereses de la patronal y permita la realización del encuentro: “Esa demanda sigue adelante, en los tribunales de lo Mercantil y Comercio para disputar cualquier partido de Liga fuera de España. Vamos a ver la temporada que viene”, aseguró a pregunta expresa de AS en un encuentro con representantes de los medios de comunicación en un hotel del centro de la Ciudad de México.

Tebas aseguró que tanto Barcelona como Girona aún desean enfrentarse fuera de territorio español y deslizó que otros equipos podrían sumarse al interés: “No tiene por qué ser Girona-Barcelona, pero ambos siguen interesados. Seguimos con la demanda principal, que es jugar un partido fuera”, afirmó antes de esgrimir el argumento principal que justifica el proceso judicial contra la RFEF: “Esperemos que la justicia nos permita jugar un partido fuera de España. No es un tema de negociar (...) Si pueden llevar la Supercopa a Marruecos (la edición 2018 entre Sevilla y Barcelona se llevó a cabo en Tánger), o a no sé dónde con cuántos (dijo, en relación a la propuesta de la RFEF de realizar un cuadrangular oficial en verano para definir al ‘Supercampeón’), ¿cómo no vamos a llevar un partido de Liga fuera de España?”, cerró.