Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Hoy en As

NFL

Kevin Colbert: Pittsburgh no va a malbaratar a Antonio Brown

Antonio Brown en partido de Steelers

SEAN GARDNER

AFP

El gerente general de los Steelers dejó en claro que no van a aceptar cualquier oferta con tal de deshacerse de Brown.

Las exigencias públicas de Antonio Brown por salir del equipo, haber quemado todos los puentes posibles a través de sus mensajes en redes sociales y su notable ausencia de las instalaciones de los Steelers en la última semana de la temporada, dejaron a Pittsburgh en una pésima posición para ponerse exigentes al momento de negociar un canje por el polémico receptor.

En un valiente intento por recuperar algo de ventaja en las negociaciones, el gerente general de los Steelers, Kevin Colbert, declaró el miércoles que el equipo no va a aceptar “ningún tipo de cambio o algún otro movimiento que no sea benéfico para la organización”.

Un día después de que Brown y el dueño de los Steelers Dan Rooney sostuvieron una reunión en Florida en la que acordaron que lo mejor sería “seguir adelante”, Colbert dejó en claro que “seguir adelante” conlleva un precio para cualquiera que aspire a ser el próximo destino del explosivo y mercurial receptor.

En otras palabras, Pittsburgh quiere recuperar parte del peso en las negociaciones que Brown les quitó con todas sus acciones previas al inminente divorcio. Y Colbert está dispuesto a jugar póker con Brown y con cualquier posible interesado.

No vamos a hacer ningún descuento en el mercado de cambios y no lo vamos a dejar en libertad”, declaró Colbert a ESPN.

Es decir, Pittsburgh cree, o al menos expresa, que ninguna relación es irreparable y que si no llega la oferta adecuada conservarán a Brown, una declaración que seguro no caerá bien entre el receptor y su agente Drew Rosenhaus.

En honor a la verdad, si una relación luce en verdad irreparable es la de Brown con los Steelers. En especial después de que el receptor arremetiera recientemente en redes sociales en contra del quarterback Ben Roethlisberger y el coach Mike Tomlin. No hay nada que Pittsburgh pueda ofrecer de momento para satisfacer a Brown que no sea un canje.

Pittsburgh lo sabe y los demás equipos lo saben. Pero necesitan de todos sus recursos para subirle el precio en cualquier negociación.

Sabemos que tenemos a un jugador importante. Sabemos que lo mejor, probablemente, sea seguir adelante”, declaró Colbert. “Pero también sabemos que lo haremos solo si nos beneficia”.

Pittsburgh ha obtenido resultados mixtos al momento de cambiar a receptores polémicos. En 2010 obtuvieron apenas una selección de quinta ronda por un Santonio Holmes de 25 años y con una inminente suspensión por drogas. Pero apenas el año pasado obtuvieron una tercera ronda por Martavis Bryant.

La compensación que Colbert pueda obtener por Brown decidirá parte de su legado en Pittsburgh y buena parte del futuro inmediato de la franquicia.