Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

MLB

Llegada de Manny Machado a Padres obstaculiza a Luis Urías

Llegada de Manny Machado a Padres obstaculiza a Luis Urías

El pelotero de origen dominicano se convirtió en el agente libre más caro de la historia al firmar con San Diego por 300 millones de dólares.

Estados Unidos

Una de las grandes interrogantes de la agencia libre de las Grandes Ligas se resolvió la mañana del martes cuando el estelar dominicano Manny Machado firmó el contrato más lucrativo de la historia para un jugador disponible al pactar por 10 años y 300 millones de dólares con los Padres de San Diego.

La siguiente interrogante en la lista es ver cómo encaja Machado en el esquema presente y futuro de un equipo en perpetua reconstrucción y que, aparentemente, está colocando algunas piezas en su lugar para volver a playoffs por primera vez desde 2006.

Ganador de dos Guantes de Oro como tercera base, el dominicano se desempeñó la campaña anterior como shortstop, su posición predilecta y durante toda la agencia libre indicó que prefería mantenerse en las paradas cortas.

Pero si un equipo está dispuesto a desembolsar 300 millones es en el entendido de que puede colocarlo donde más le convenga y en San Diego, ciertamente no es en las paradas cortas.

Independiente al hecho de que Machado es infinitamente un mejor defensivo en la antesala, está el hecho de que el futuro de las paradas cortas de los Padres tiene nombre y apellido: Fernando Tatis Jr., el segundo mejor prospecto de Grandes Ligas y quien se cree debutará con el equipo grande en algún momento de esta campaña.

En lo que llega el ansiado momento, el plan de San Diego siempre fue que el mexicano Luis Urías le calentara la posición. Ahora, ese plan podría haber tomado un giro de 300 millones de dólares.

Urías, tercer mejor prospecto de la organización, debutó el año pasado y cubrió la segunda base en los 12 partidos en que vio acción. Para la nueva temporada, el plan fue moverlo a las paradas cortas después de que el equipo adquirió a otro veterano en la agencia libre en Ian Kinsler.

Lo ideal sería mantener a Urías como shortstop en espera de la llegada de Tatis y colocar, en tanto, a Machado a cubrir la tercera base. Es la fórmula en la que la defensiva de los Padres maximizaría su rendimiento.

Sin embargo, el mexicano de 21 años tiene la versatilidad defensiva para cubrir la antesala de San Diego si así lo decide el manager Andy Green, pero no sería lo ideal. Falta por ver qué fue lo que le prometieron a Machado durante las negociaciones.

El hecho es que con la llegada de Machado a San Diego y el inminente ascenso de Tatis Jr., Urías no encaja en la titularidad de momento. Aunque, por otro lado Kinsler está por cumplir los 37 años y su contrato por dos temporadas y 8 millones es muy favorable para el equipo.

La apuesta de los Padres por Machado no solo fue costosa, sino que conlleva grandes riesgos. Y no solo defensivamente.

Petco Field es un parte que, históricamente, ha beneficiado a los lanzadores y aunque Machado ha rebasado los 30 jonrones en cada una de las últimas cuatro temporadas solo un jugador de los Padres, Wil Myers, ha alcanzado esa cifra en ese mismo periodo. No es de sorprenderse que San Diego haya terminado 2018 en el puesto 28 con apenas 3.8 carreras por encuentro.

Pero los Padres parecen determinados a comprar su camino hacia la postemporada. Con la inversión de Machado y los 144 millones por ocho años que desembolsaron la temporada pasada por Eric Hosmer, San Diego ha invertido 474 millones en los últimos dos años, la cifra más alta de Grandes Ligas.