Malcom calló bocas en las semifinales ante Real Madrid

Estados Unidos

Y así fue, Malcom nos hizo callar a todos.

Que si Malcom no tiene nivel, que si Malcom no es para el Barça, que si Malcom no corre, que si Malcom no es como Messi, que si Malcom ha fallado solo delante de Navas, que si Malcom es bajito, que si Malcom es altito, que quién es Malcom...

Bueno, relax un poco.

Messi nos ha acostumbrado muy mal. No todos son como Messi.

Perdón corrijo, nadie es una centésima parte de lo que es Messi es uno de sus días malos.

Sin embargo, cuando las lesiones aparecen, tienen que aparecer el resto de jugadores, los del banquillo y evidentemente son peores, por eso están en el banquillo, porque son peores. (puedo repetirlo hasta el infinito)

No se puede pedir y mucho menos exigir que Malcom con tres partidos jugados, sea el doble de Messi.

Si a un jugador se le da confianza y cariño puede crecerse como ese pedazo de jugadorazo llamado Dembélé, aunque también pueden hundirse más como Andre Gomes o el que le sigue: Coutinho que cada vez más se arrastra por el campo.

Así que sí, en un partido soso y sin historia, ayer Malcom nos hizo callar a todos y Suárez nos volvió a recordar que dentro del área es uno de los mejores del mundo, pero fuera no hay manera de que controle un balón y ayer empezaron a silbarle en el Camp Nou.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar