Super Bowl LIII

El camino de los New England Patriots al Super Bowl 2019

Tom Brady en la Final de Conferencia de la AFC

Elise Amendola

AP

El equipo de Massachusetts se repuso rápidamente de la derrota sufrida en el Super Bowl LII y un año después vuelve a la máxima instancia de la NFL.

En las últimas cinco temporadas, los Patriots han representado en cuatro ocasiones a la AFC en el Super Bowl. Solo los Broncos, de la mano de Gary Kubiak y Von Miller, consiguieron llegar a la edición número 50 del partido, donde derrotaron a los Panthers.

El camino de New England hasta el partido por el campeonato de la NFL estuvo plagado de dudas y partidas que hicieron que otras franquicias de la Conferencia Americana se vieran como una verdadera amenaza para el legado de Bill Belichick y Tom Brady.

La temporada regular

En temporada baja contrataron a Jordan Matthews, quien ni siquiera llegó al inicio de la campaña, tras ser despedido por una lesión nunca especificada. Además, Julian Edelman recibió una suspensión de cuatro partidos por un consumo de sustancias prohibidas en su recuperación de una rotura de ligamentos en 2017.

El inicio de campaña no fue el mejor pues para la semana 3 tenían récord de 1-2 tras derrotas ante Jaguars y Lions de visita. Aunque se repusieron con una racha de siete victorias, la cual se vio interrumpida por un sorpresivo descalabro en el Nissan Stadium, de los Titans.

En el último mes de competencia, recta donde los pupilos de Bill Belichick suelen demostrar una gran desempeño, fueron doblegados en semanas consecutivas por Dolphins y Steelers. Al final del calendario, consiguieron una marca de 11-5, el título divisional, aunque los Chiefs fueron los sembrados número uno de la AFC.

Los playoffs

El segundo puesto en la siembra de la Conferencia Americana les permitió evitar la ronda del Wild Card, donde Colts superaron a Texans y Chargers a Ravens. En la Ronda Divisional se midieron con Los Angeles, quienes fueron arrollados durante prácticamente tres cuartos del compromiso.

En la Final de Conferencia hicieron el viaje a uno de los estadios más hostiles de toda la liga, el Arrowhead Stadium. En Kansas City, en un duelo de pesos completos, los Chiefs llevaron el encuentro a tiempo extra, donde New England amarró su pase al Super Bowl con un acarreo de Rex Burkhead a las diagonales.