Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Libertadores

Super Bowl LIII

Presión extra para los oficiales del Super Bowl

John Parry en partido de NFL

ROGER STEINMAN

AP

Después de los errores arbitrales de las Finales de Conferencia, la plantilla que dirigirá el juego entre Patriots y Rams será más vigilada que nunca.

El réferi John Parry, el juez de línea Jeff Bergman, el juez de campo Steve Zimmer, el back judge Terrence Miles, el umpire Fred Bryan, el juez de down Edgar Camp y el juez lateral Eugene Hall.

Pocas veces se habla de los oficiales del Super Bowl, pero debido a los recientes acontecimientos en la NFL, este grupo de siete hombres tendrá una presión extra en el duelo del domingo en el Mercedes-Benz Stadium entre los New England Patriots y Los Angeles Rams.

La infame “no llamada” del Juego por el Campeonato de la NFC es todavía tema de discusión en los programas de radio y televisión en Estados Unidos. Jugadores y aficionados de los New Orleans Saints aún no superan lo sucedido al final del partido ante los Rams.

“Es difícil, porque todavía está muy fresco”, dijo Drew Brees, quarterback de los Saints, en una entrevista con un diario local. “Es de lo que todo el mundo ha hablado durante estas dos semanas de cara al Super Bowl”.

No es para menos. Con tercer down y 10 yardas por avanzar y 1:49 en el reloj del cuarto periodo, Brees lanzó un pase a la banda en busca del receptor Tommylee Lewis. El back defensivo de los Rams, Nickell Robey-Coleman golpeó a Lewis un instante antes de que llegara el balón, en una clara interferencia de pase que le habría dado a New Orleans el primero y gol.

Pero ninguno de los oficiales arrojó uno de sus pañuelos amarillos, ante la rabia del coach Sean Payton y la incredulidad de miles de aficionados en el Superdome.

“Durante la historia desafortunadamente hemos tenido errores de los oficiales, pero el juego se juega en el campo y es jugado por humanos, con coaches humanos y oficiales que son humanos”, dijo el Comisionado Roger Goodell el miércoles, en su tradicional conferencia de prensa previa a cada Super Bowl. “Hemos trabajado muy duro para traer tecnología y asegurarnos que hacemos todo lo que sea posible para ayudar [a los oficiales], pero la tecnología no va a solucionar estos problemas”.

El Campeonato de la Conferencia Americana también tuvo sus llamadas polémicas.

Chris Jones, ala defensiva de los Chiefs, apenas rozó el casco del quarterback de los Patriots, Tom Brady, cuando trataba de capturarlo, pero el oficial que estaba a las espaldas de los jugadores lanzó el pañuelo y señaló rudeza al pasador y 15 yardas de castigo contra Kansas City. La jugada había terminado en un pase incompleto, con tercer down y 7 yardas por avanzar para New England.

Los Chiefs tenían ventaja de cuatro puntos a siete minutos del final del cuarto periodo. Los Patriots anotaron un touchdown nueve jugadas más tarde y ganaron en tiempo extra.

Los árbitros de la liga tienen diferentes ocupaciones, pero Mike Pereira, el ex jefe de oficiales de la NFL, no cree que tenerlos de tiempo completo sea la solución.

John Elway es un miembro del Comité de Competencia y él dijo que la interferencia de pase no puede ser revisable en la repetición instantánea y yo estoy de acuerdo”, dijo Pereira. “Pero hay que ver hacia adelante y una manera fácil de hacerlo es durante los 64 juegos de pretemporada previos a la campaña 2019, y entonces analizas toda la data y, si funciona, échalo a andar en los Playoffs y úsalo”.

Pereira dijo que esa sería una manera de evitar que el juego se extienda, como sucede ahora con un juez en New York, que tiene el veredicto final en ciertas jugadas que son revisadas por la repetición instantánea.

Hay que dejar que los oficiales lo hagan en el campo. Que sólo uno de los oficiales tenga la oportunidad de ver el video y que sea él, en el campo, quien tome la decisión. Creo que es algo que funcionaría”, agregó Pereira.

La otra complicación es que [la interferencia] no fue señalada. Y nuestros coaches y equipos no han apoyado mucho la idea de tener a un oficial para las repeticiones en New York que lance un pañuelo cuando no lo hay [en el campo]”, apuntó Goodell. “Han votado en contra. No significa que no lo haremos, es algo que llevaremos al Comité de Competencia, pero la realidad es que ha habido oposición de parte de muchos equipos”.

MIentras tanto, otro Super Bowl está en puerta y John Parry y su plantilla estarán bajo un escrutinio especial ─quizá exagerado─, después de los errores de sus colegas en las Finales de Conferencia.

Porque un Super Bowl no puede ser decidido por una mala llamada de los oficiales.

¿O sí?