Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Chilena

MÁS DEPORTE

Artistas reconocidos que, antes, fueron deportistas

Chuck Norris, Johnny Weissmüller, Arnold Schwarzenegger

Nadadores, clavadistas, jugadores de fútbol y artistas marciales. Grandes figuras del mundo del espectáculo que antes destacaron en el deporte.

Estados Unidos

Personajes notables. Dejaron huella en campos tan dispares gracias a su talento multifacético. Empezaron en las arenas, en el tatami, en los campos de juego pensando en hacer carrera en el deporte. Y lo lograron. Pero la vida les tenía preparado un giro. Encontraron otra oportunidad después del retiro, en un precipicio al que muchos llegan y solo ven el fin. Y terminaron en los platós, en los camerinos, en los estudios, frente a las cámaras o tras el micrófono. Artistas que, antes de serlo, fueron prominentes deportistas.

Dwayne Johnson

Intentó iniciarse en el fútbol americano, al incursionar en la Universidad de Miami, para jugar con los Hurricaines, de la División I de la NCAA. Se graduó en criminología, pero no pudo llegar más allá debido a una lesión de espalda. Se dio una oportunidad más con Calgary Stampeders de la liga canadiense de fútbol americano, pero fue cortado por el equipo. En 1996, inició una carrera en la WWE en la que se volvió una figura con su apodo 'The Rock'. Con el paso del tiempo, se convirtió en uno de los más grandes luchadores de todos los tiempos: ganó 10 campeonatos mundiales, ocho de la WWE y un Royal Rumble, en 2000. Su primera película fue 'El Rey Scorpion', exhibida en cines en 2002.

Jason Statham

El protagonista de la saga 'El Transportador', un 'matón' con rostro de 'tipo duro' en las películas que ha realizado, fue miembro del equipo británico de clavados. Quedó en 12° lugar en los Juegos de la Mancomunidad en 1992 y también participó en la edición de 1990. Siete años después, apareció en "Lock & Stock", donde comenzó su trayectoria como actor.

Vinnie Jones

Uno de los ejemplos más notables. Con fama de 'jugador violento', también se condujo con éxito por las canchas de la liga inglesa. El galés es una figura histórica del Wimbledon, equipo con el que ganó la FA Cup de 1988. También destacó en equipo de alcurnia como Leeds United y Chelsea. Incluso, llegó a la Selección nacional de Gales, con la que disputó partidos de eliminatoria mundialista. Se retiró en 1999 y, poco después, empezó una carrera como actor que lo ha llevado a aparecer en filmes como X-Men: The Last Stand y hasta en la serie de televisión Arrow.

Arnold Schwarzenegger

Practicó boxeo en su juventud y pasó al culturismo. En 1967, se convirtió en el participante más joven de la historia en ganar el curso a 'Mr. Universo'. De hecho, ganó el cetro en cinco ocasiones consecutivas. También ostentó una gran hegemonía en el 'Mr. Olympia', que capturó en seis ocasiones al hilo durante la década de los 70. Durante sus primeros años en el culturismo, también se dedicó a la halterofilia; de hecho, ganó cuatro campeonatos profesionales a finales de los 60. Su primer rol fue en la desconocida película de Hercules in New York. Desde entonces, su carrera ascendente lo convirtió de 'Mr. Universo' en 'Terminator' hasta llegar a la gobernatura del Estado de California.

Johnny Weissmüller

Nacido en el Imperio Austrohúngaro a inicios del Siglo XX, "Big John", quien emigró con su familia a los Estados Unidos cuando tenía siete años, por la Primera Guerra Mundial, empezó su carrera en la natación. En 1922, rompió el récord mundial de Duke Kahanamoku en 100 metros estilo libre, con tiempo de 58.6. Fue una de las figuras de los Juegos Olímpicos de París 1924, cita en la que ganó cuatro medallas, incluidos tres oros (100 m, 400 m y 4x200; todos, en estilo libre). También apareció en los Juegos de Amsterdam, cuatro años después, donde repitió campeonato en los 100 y relevos 4x200. Consagrado como uno de los mejores nadadores del mundo, inició una carrera como modelo que lo llevaría al cine, a convertirse en el mítico Tarzán. Encarnó al 'hombre mono' en 12 filmes que son clásicos en la historia del séptimo arte

Jean Claude Van Damme

Jean Claude Van Damme en un fotograma de la película 'Kickboxer'.

El bruselense se inició en las artes marciales a los 10 años. También practicó ballet, lo que le dio la disciplina para dedicarse al deporte de contacto. Durante los 70 y la primera mitad de los 80, compaginó el kickboxing, donde ostentó marca de 18 victorias y solo una derrota en peleas semi-profesionales, con el karate, deporte en el que ganó títulos del World-All Styles Karate Organization. Se retiró de la competencia en 1982 con marca de 44-4 en disciplinas de contacto leve. Después, se convirtió en una de las figuras favoritas de Hollywood en sus películas de acción. Y en 'The Muscles of Brussels'. Bloodsport, Cyborg y Kicboxer fueron algunos de sus éxitos de taquilla.

Chuck Norris

Con 18 años, se unió a la policía militar de la Fuerza Área de los Estados Unidos, donde comenzó a interesarse en las artes marciales. Después de su época como militar, viajó a Corea del Sur y Japón, donde estudió tang soo do, taekwondo hapkido y hasta jiu-jitsu. A finales de los 60, ganó el título mundial de peso medio de karate, cetro que retuvo por seis años consecutivos. En 1969, se hizo acreedor a la distinción de 'Peleador del Año', entregada por la revista Black Belt. Fue descubierto por Bruce Lee con quien protagonizó una mítica pelea en la cinta El regreso del dragón, un instante clásico en la historia de artes marciales. Su leyenda se ha extendido hasta la época del internet, gracias a los Chuck Norris facts.

Julio Iglesias

Durante su adolescencia jugaba como delantero y se incorporó al Juvenil B del Real Madrid. Compaginó los inicios de su carrera futbolística con sus estudios de derecho en la Universidad de Madrid. En su ascenso por las filiales del club merengue, cambió a custodiar la meta. Incluso, llegó a entrenar con el primer equipo merengue. Un accidente automovilístico que le dejó semiparalítico durante un año y medio terminó con sus aspiraciones. Durante su recuperación descubrió la música, aprendió a tocar la guitarra, y encontró inspiración. El resto es historia.