Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Serie A
  • Liga Chilena
Premier League
Campeonato Brasileño Serie A

UFC

Jon Jones habría dado positivo en agosto y septiembre

Jon Jones, UFC

Julio Cortez

AP

El peleador, que aparecerá en el UFC 232 ante Alexander Gustafsson por el título semipesado, está bajo el ojo del huracán por su otro caso de doping.

Estados Unidos

La polémica ha vuelto a la carrera de Jon Jones. El excampeón semipesado de la UFC dio positivo en un examen anti-doping el pasado 9 de diciembre por residuos de turinabol, un esteroide de ingesta oral, lo que marca la tercera vez en su carrera en la que presenta resultados anómalos en un control de sustancias prohibidas. Debido a ello, la UFC cambió la sede de su función 232, en la que Jones enfrentaría a Alexander Gustafsson; ya no será en Las Vegas, pues la Comisión Atlética de Nevada no le permitió pelear en la 'Ciudad del Pecado' mientras la USADA (agencia antidopaje de Estados Unidos) concluya los análisis de las muestras; la función sea realizará en Forum de Inglewood (California), con el combate Jones vs Gustafsson como evento estelar.

Según revela MMA Fighting y secunda Mmamania, una seguidilla de exámenes anti-doping sorprendió a Jones desde el 9 de agosto de 2018. En específico, fueron ocho controles: dos en agosto, dos en septiembre, dos en octubre, uno en noviembre y uno en diciembre. De ellos, Jones habría dado positivo en el último correspondiente a agosto y el primero de septiembre, meses antes del reportado el 9 de diciembre por 60-80 picogramos de turinabol. "A lo largo de estos seis meses, hemos visto un resurgimiento en la muestras de Jon", explicó el vicepresidente de salud y rendimiento de atletas de la UFC, Jeff Novitzky a MMA Fighting.

La USADA decidió no suspender a Jones, al considerar que los 60-80 picogramos de turinabol podrían tratarse de un residuo de su último dopaje, encontrado en agosto de 2017 tras su victoria contra Daniel Cormier, misma que fue anulada, por lo que Jones fue despojado del título semipesado de la UFC. Por ende, los resultados de agosto y septiembre de 2018 también podrían ser restos de aquella ingesta. "Un picograma es un trillón de gramo. Si pones un grano de sal en la mesa y lo divides en 50 millones de piezas, un picrogramo es una de esas piezas", zanjó Novitzky para demostrar, según su óptica, que Jones no violó el código anti-dopaje. Pero la historia no terminará en el octágono contra Gustafsson.