Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
LaLiga Santander
Premier League
Bundesliga
Liga Ascenso MX Apertura
Universidad de Colima Universidad de Colima UCO

-

Atlante Atlante ATE

-

Dorados Dorados SIN

-

Cafetaleros Cafetaleros CAF

-

Tampico Tampico TAM

-

Leones Leones LEO

-

Venados Venados VEN

-

Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Liga Mexicana - Apertura
Liga Portuguesa
Ligue 1
Serie A

Costa Rica

Así fue la infancia del guardameta Keylor Navas

Así fue la infancia del guardameta Keylor Navas

JAVIER RAMIREZ

MEXSPORT

El portero costarricense que ha roto fronteras no tuvo una vida fácil, sus padres lo dejaron a cargo de su abuela cuando era niño y optó que refugiarse en el fútbol.

El mítico portero de Costa Rica, Kaylor Navas, no tuvo una vida sencilla para convertirse en el futbolista exitoso que hoy es, pues desde muy pequeño tuvo qué enfrentar una serie retos que lo han llevado muy lejos. El primero de estos fue el crecer lejos de sus papás, quienes tuvieron que emigrar de su país hacia Estados Unidos para sacar adelante a su familia, por lo que Navas tuvo que quedarse con su abuela y su hermana en San Isidro de El General.

Kaylor nació al sur de la capital de Costa Rica, ahí vivió junto a sus padres Sandra Gamboa y Freddy Navas durante 4 años, hasta que por motivos económicos, tuvieron que ir en busca del sueño americano, dejando a su pequeño y a su hija en manos de los cuidados de su abuela.

Antes de que su padre tuviera que emigrar para darle una mejor vida a su familia, el también exfutbolista, hizo amante del balompié a su hijo. En diversas ocasiones el ahora guardameta del Real Madrid ha narrado cómo inició su amor por el fútbol, y es que a los 5 años su padre lo llevó a un partido de soccer en dónde pudo ver cómo un niño de 12 años hizo una gran atajada, inspiración que lo llevaría a trabajar por ser el mejor.

El jugador tiene recuerdos junto a su padre y abuelo, con los que solía ir a pescar, a la playa, a los manglares, lo que siempre recuerda con mucho cariño, y que trata de replicar con su familia. Las canchas y sus amigos en ellas acompañaron su vida, pues también pasaba con ellos gran parte del tiempo montando a caballo.

Keylor jugó en el equipo de fútbol Pedregosso, ahí estuvo durante 7 años con dinero que sus padres habían ahorrado antes de su partida. Posteriormente trató de entrar al equipo de su ciudad natal, pero debido a algunas problemas con su físico fue rechazado, un tope más en su vida.

En 1995 la suerte cambió para él, pues fue aceptado por el Deportivo Saprissa como cuarto portero, y su carrera fue en ascenso, estuvo durante 10 años en el club con el que ganó 6 títulos de liga. Y a partir de aquí partiría a España, primero en Fundación Albacete, quien pagó 100,000 euros por él y, después de la Copa Mundial de 2014, habría un fichaje bomba. El Real Madrid quiso los servicios del tico, por quien ofreció 10 millones de euros, mismo que es su equipo actual y con quien lo ha ganado todo.