Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Cowboys vs. Colts

Amari Cooper le ha cambiado la cara al ataque de los Cowboys

Amari Cooper le ha cambiado la cara al ataque de los Cowboys

Richard Rodriguez

AFP

Dak Prescott se ha visto beneficiado con la llegada del receptor; este domingo los Cowboys visitan a Andrew Luck y los Colts

Estados Unidos

Quizá Jerry Jones tenga razón.

Hace siete semanas, cuando el dueño y gerente general de los Dallas Cowboys (8-5) obtuvo al receptor Amari Cooper en una canje con los Oakland Raiders, muchos pensamos que haber entregado a cambio una selección de primera ronda había sido un precio altísimo.

Pero Cooper se ha encargado de hacer ver bien a su nuevo jefe.

Desde que el receptor llegó al equipo, los Cowboys son líderes de la NFL en cuanto a porcentaje de pases completos, con 73.7%, segundos en yardas después de la recepción con 1,006 y también segundos en porcentaje de efectividad en tercer down, con 49.4%.

Cooper llega a la Semana 15 tras sumar 217 yardas (lo más alto en su carrera) y tres touchdowns en el triunfo de Dallas sobre Philadelphia en tiempo extra, precisamente con una anotación suya.

El veloz receptor necesita 78 yardas para su tercera campaña de mil, y un touchdown para imponer una marca personal con ocho en una temporada.

Desde el debut de Cooper, Dallas tiene récord de 5-1 y los cinco triunfos han venido de manera consecutiva. Los Cowboys ahora son líderes de la División Este de la NFC y serán los campeones del sector si ganan este domingo.

Pero la misión no será sencilla en Indianapolis.

Los Colts (7-6) han ganado seis de los siete más recientes. Después de una sorpresiva derrota 6-0 ante Jacksonville, Indianapolis venció la semana pasada a los Texans en Houston, rompiéndoles una cadena de nueve triunfos en fila.

Tras iniciar la campaña 1-5, el equipo del coach novato Frank Reich es uno de esos rivales al que nadie quiere ver en Playoffs.

La razón del resurgimiento es Andrew Luck. Tras perderse toda la campaña pasada debido a una lesión mal tratada en el hombro derecho, en 2018 es segundo en pases intentados (530) y touchdowns (34), tercero en completos (359) y sexto en yardas (3,759), razones por las cuales Luck es el favorito para ser nombrado el Regreso del Año.

Y así como el domingo anterior, esta semana Luck tendrá que lidiar con una buena defensiva texana.

La de los Cowboys es la cuarta mejor de la liga en cuanto a yardas, tercera contra la carrera y novena contra el pase.

Luck es el segundo quarterback menos capturado esta campaña, con apenas 16 sacks. Pese al buen trabajo defensivo, a Dallas le ha costado trabajo capturar al pasador; su líder es Demarcus Lawrence, con 8.5, seguido de Tyrone Crawford, con 5.5.

Otro problema que tendrán los Cowboys serán los tight ends de Indianapolis, que se han combinado para 98 recepciones y 19 touchdowns. Eric Ebron es el líder con 58 balones atrapados, 654 yardas y 12 touchdowns. De hecho, necesita tres anotaciones más para empatar el récord de la franquicia, en poder de Marvin Harrison.

El linebacker novato Leighton Vander Esch y Jaylon Smith estarán muy ocupados con los tight ends de Colts.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de T.Y. Hilton, líder en Indianapolis con 62 recepciones, 986 yardas y 6 touchdowns. HIlton tiene al menos 125 yardas en tres de los cuatro juegos más recientes.

Pero los Cowboys pueden responder con un renovado Dak Prescott (gracias al efecto Cooper) y una defensa de los Colts que permite el segundo porcentaje más alto de pases completos en la liga: 71.9.

Si Prescott y Dallas pueden pasar el balón temprano en el juego, eso abrirá espacios naturales para Ezekiel Elliott, líder de la NFL con 1,262 yardas por tierra, con 7 juegos de 100 o más yardas y 1,764 yardas combinadas. Elliott necesita 12 recepciones para romper el récord de franquicia, en poder de Herschel Walker, con 76 para un corredor en una campaña.

Con tres pases de anotación, Prescott igualará a Tony Romo con 20 o más en tres temporadas en fila.

Dallas ha ganado tres en fila en esta serie y su más reciente derrota ante los Colts fue en 2002.