Bulls vs. Magic

La NBA no impresiona en la Arena Ciudad de México

La NBA no impresiona en la Arena Ciudad de México

Claudio Cruz

AP

El ambiente en el recinto que recibe la NBA en México fue frío. La Arena presentó espacios en las gradas y el público no se enganchó en el Magic vs. Bulls

Ciudad de México

Los Chicago Bulls están en México por primera vez en su historia. 20 años después del fin de la era de Jordan, claro, pero el equipo echó raíces en el país. No obstante, su presencia y la del Orlando Magic no encandiló a una Arena Ciudad de México adormecida, silente, desenganchada del primero de dos partidos que la NBA celebra en la capital mexicana en la temporada 2018-2019.

La afición no llenó el recinto ubicado en la delegación Azcapotzalco, al norte de la Ciudad. Las tribunas ubicadas por debajo de los palcos VIP y las más superiores lucieron algunas butacas desocupadas. El partido, en simultáneo con la final de la Liga MX entre América y Cruz Azul, estuvo rodeado de un aire poco festivo. Incluso, la mayoría de las televisiones ubicadas en los palcos VIP tenían sintonizado el duelo en el Estadio Azteca de Águilas ante Cementeros.

Los decibeles subieron, eso sí, cuando Aaron Gordon y Justin Holiday, figuras del Magic y Bulls, respectivamente, agradecieron a los aficionados su presencia, previa ovación para ambos. También coloreó la presencia de ‘White Chocolate’, Jason Williams, embajador de la NBA en calidad de “leyenda” de la liga; un jugador cuyos artilugios y magia, pases imposibles y amagos de tobillos hechos añicos, le hicieron destacar en equipos como Sacramento Kings y, precisamente, Orlando Magic. La afición se entregó al recuerdo de su magia.

El silencio del público causó que las instrucciones de los técnicos se escucharan claramente desde la zona de prensa, ubicada detrás de una canasta. El incidente más curioso ocurrió cuando, sobre el final del primer cuarto, un aficionado lanzó, por accidente, su celular a la duela después del asombro que le causó una tapa de Mo Bamba. Su descuido fue reprendido por oficiales de la liga. Un exabrupto en una noche sin drama.

La asistencia oficial esta noche en la Arena Ciudad de México fue de 20,020 aficionados.