Competición
  • Liga Ascenso MX Apertura
Liga Ascenso MX Apertura
FINALIZADO
Celaya Celaya CEL

0

Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

1

FINALIZADO
Atlético Zacatepec Atlético Zacatepec ZAC

0

Atlante Atlante ATE

0

AQUÍ SOLO FOOTBALL

La defensiva de los Cowboys está para cosas grandes

Defensa de Cowboys contra Saints

RONALD MARTINEZ

AFP

Dallas fue una pared ante Drew Brees y los Saints y demostró que su defensa es de lo mejor de la liga, pero, ¿para qué le alcanzará?

Hacer ver a Drew Brees como lo hicieron ver los Cowboys la noche del jueves es algo poco común. Muy poco común.

En 13 años en New Orleans y 202 partidos de campaña regular, sólo en 15 ocasiones Brees pasó para menos de 200 yardas, y apenas cuatro veces menos de 140.

Pero el del jueves fue, sin duda, el peor juego de Brees con los Saints: 127 yardas, un touchdown y una intercepción. Y no fue su culpa. Todo el mérito es de la defensiva de Dallas.

Sabíamos que la defensa de los Cowboys era buena, pero no sabíamos qué tan buena. Ahora lo sabemos.

Rod Marinelli, el coordinador defensivo en Dallas, llegó con un estupendo plan de juego, que sus muchachos ejecutaron a la perfección.

Rara vez los Cowboys usaron más de cuatro hombres para presionar a Brees y aún así el quarterback de los Saints toda la noche trabajó bajo presión. Fue capturado sólo dos veces, pero golpeado otras cinco ocasiones.

La mayoría de los pases de Brees fueron comprometidos y ello se debió a una inmejorable cobertura hombre a hombre que usó Dallas. De sus 28 envíos, Brees completó 18 y 6 fueron defendidos por el perímetro de los Cowboys, incluidos dos de Byron Jones y dos más de Anthony Brown.

Al final del partido, Brees fue interceptado por Jourdan Lewis, gracias a la presión del tackle defensivo Maliek Collins, quien ya estaba encima del pasador de New Orleans.

Como ofensiva, pensamos en football complementario”, dijo Brees. “Hagamos una buena ofensiva. Mantengamos nuestra defensa fuera del campo. Controlemos el juego, controlemos el reloj, controlemos el balón. Nunca sentimos que lo hiciéramos como lo hemos hecho este año”.

“Se ganó la batalla, pero la guerra acaba de comenzar”, dijo el ala defensiva DeMarcus Lawrence, quien forzó un fumble de Brees. “El resto de la liga vio cómo jugamos y querrán una parte de nosotros. Tenemos que mantenernos concentrados y trabajar cada semana”.

¿Hasta dónde puede llevar esta defensiva a los Cowboys? Hace cinco semanas, cuando perdieron en casa ante Tennessee, pocos pensaban que Dallas podría ganar su División, mucho menos clasificar a postemporada. Hoy los Cowboys tienen cuatro triunfos en fila gracias a esa defensa y a un ataque terrestre comandado por Ezekiel Elliott.

Dos de los cuatro últimos juegos de Dallas son en casa (Philadelphia y Tampa Bay), aunque la visita más complicada es a Indianapolis.

Los Cowboys están en buena posición de ganar el Este de la NFC y eso les garantizaría al menos un juego de Playoff en casa.

El problema es que, en postemporada, eventualmente vas a necesitar que tu quarterback haga una o dos jugadas grandes, y no sé si Dak Prescott está a la altura.

Prescott por poco les cuesta el juego con ese fumble a 2:42 del final del partido, y esa ha sido la historia de Dak después de su impresionante campaña de novato: malas decisiones, pases deficientes y errores en los momentos menos oportunos.

La defensa de Dallas fue una verdadera pared ante los Saints, que anotaron 10 puntos o menos por primera vez desde noviembre de 2015, cuando cayeron 24-6 ante los Houston Texans.

Si Prescott no estorba o los acuchilla, los Cowboys tienen la receta para ganar en enero.

0 Comentarios

Normas Mostrar