Centroamérica

El jugador que abandonó el fútbol y se fue de ilegal a USA

El jugador que abandonó el fútbol y se fue de ilegal a USA

TWITTER

El exjugador de Real Sociedad en Honduras dejó de lado su carrera como profesional y hace dos meses cruzó la frontera de Estados Unidos por algo mejor.

El hondureño Carlos Solórzano abandonó su carrera dentro del fútbol para buscar mejores oportunidades fuera de su país. El exfutbolista contó a Diario Diez que tomó la decisión luego de darse cuenta que los salarios en su país y la forma en la que se desarrolla el fútbol de su liga no favorecerían a su familia.

La realidad de las cosas es que el fútbol en Honduras esta decayendo, hay que tener palanca para salir adelante, de lo contrario no vales nada. Lo que uno gana allá como jugador no ajusta ni para pagar la energía eléctrica. En Real Sociedad ganaba aproximadamente 20 mil lempiras (83 USD aproximadamente) al mes”, y explicó que con eso no podía mantener a su familia.

“Uno no puede ahorrar con esa cantidad y aparte de eso había que estar pendiente de mi madre quien tiene diabetes, mi hijo mayor estaba en el colegio, la niña en la escuela y el otro estaba en el kínder”. Solórzano decidió abandonar su país por la ruta ilegal junto a su esposa y sus tres hijos de catorce, ocho y dos años.

“No tuvimos muchos problemas porque veníamos con coyote, él nos guió bien, nos quedábamos en hoteles y comíamos bien. El camino que cogimos fue limpio, algo así como primera clase”, cuando se le preguntó sobre la realidad que están viviendo sus compatriotas que salieron en caravana en busca de una nueva oportunidad el catracho reconoció esta conmovido.

“Cuando vi al primer grupo me puse a llorar y dije ‘van a caminar y van a sufrir’. Para quien no lleva plata eso no es fácil. El presidente (Juan Orlando) dice que no hay problemas en Honduras y realmente sí los hay”.

Te puede interesar: Elis y Najar envían mensaje a migrantes hondureños

El hondureño también explicó las diferencias económicas que hay entre ambas naciones y lo que planea para el futuro: “La chamba aquí me da. Suelo recibir 150 dólares por unas ocho horas e inclusive más cuando trabajó más. En Honduras pasan tres meses y cuando lo hacen sólo te dan 15 días. Acá puedo hacer en una semana lo que hacía allá en un mes”.

“Voy a prepararme para cuando me toque regresar a Honduras esté mejor. Quiero terminar la casa que dejé en Honduras, que mis hijos estudien y se prepapren mejor para que cuando vuelvan los tomen en cuenta”.

0 Comentarios

Normas Mostrar