Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Clausura
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
Liga Mexicana - Clausura

Dallas Cowboys

Jerry Jones: Jason Garrett nos puede dar un campeonato

Jerry Jones: Jason Garrett nos puede dar un campeonato

Tim Warner

AFP

El dueño de los Cowboys continúa con las declaraciones sorprendentes apenas unos días después de criticar su estilo conservador.

Estados Unidos Actualizado:

Del autor de “Tenemos una ofensiva similar a la de los Rams”, llega hasta ustedes la nueva obra “Jason Garrett nos puede dar un campeonato”.

Jerry Jones no deja de sorprender. Lo mejor de todo es que nada de lo que dice lo dice en broma. Jones en verdad cree que, después de todos estos años, Garrett es capaz de darle un campeonato a los Cowboys.

En verdad es difícil no comenzar a dudar de la salud mental del dueño y gerente de Dallas después de comentarios como este, pues en los 125 juegos en los que Garrett ha estado al frente del equipo ha proporcionado evidencia mínima de que pueda entregarle el sexto título a la franquicia.

Para empezar, su marca como head coach de los Cowboys es de apenas 69-56 y tiene tan solo dos apariciones a playoffs en siete temporadas y monedas. Esos dos viajes a enero se han traducido en una sola victoria y tiene un premio de Coach del Año cortesía de Ezekiel Elliott, Dak Prescott y haber cobrado una serie de favores entre los votantes.

El consenso dentro de la Liga, y la esperanza de millones de aficionados en Dallas, es que Garrett engrose la lista de desempleados en caso de que los Cowboys no alcancen la postemporada este año. Con marca de 2-3 y la antepenúltima peor ofensiva de la NFL, ese escenario es, en el mejor de los casos, cuestionable. Incluso Las Vegas tiene el nombre de Garrett encabezando su lista de apuestas al primer entrenador en ser despedido.

Es fácil encontrar muchos factores por los que Garrett no debería conservar su empleo. Es, por ejemplo, demasiado conservador como lo demostró en la derrota en tiempo extra del domingo pasado, está empeñado en hacer de los Cowboys el equipo de Dak Prescott cuando, en verdad, está construido para ser el de Elliott (aunque se sospecha, con justa razón, que esa es tanto culpa de Garrett como de Jones), posee una ofensiva inoperante y durante todo su periodo al frente Dallas ha acusado problemas de indisciplina.

En cambio, hay muy pocos argumentos para pensar que es el mesías que llevará el sexto Lombardi a las vitrinas de Dallas. Vamos, ni siquiera Jones pudo encontrar alguno bueno más allá de decir en su programa de radio: “Trabaja muy duro”.

Los albañiles también trabajan muy duro, y nadie cree que alguno de ellos lleve a Dallas a ganar el Super Bowl próximamente.

Lo de Jones solo puede interpretarse como un optimismo desbordado e imprudente o un mal intento por maquillar las críticas que le profirió a Garrett después de la derrota ante los Texans, cuando arremetió contra el head coach por no jugar una cuarta oportunidad y una yarda por avanzar en el tiempo extra.

“Nos estaban superando. Es momento de arriesgar en ese momento en particular”, dijo Jones.

Jerry, amigo mío, si de arriesgar se trata no hay quien te gane. Nadie se atrevería a referirse a Garrett, en tono serio, con las siguientes palabras: “Lo que tenemos aquí es un recurso que creo nos llevará a dónde queremos ir, y eso es un campeonato”.

0 Comentarios

Normas Mostrar